Alabama ejecuta a un preso con gas nitrógeno por primera vez en Estados Unidos

0 14

La gobernadora de Alabama, Kay Ivey, ha anunciado la ejecución del preso Kenneth Smith con gas nitrógeno, un método que se ha utilizado por primera vez en Estados Unidos este viernes.

Smith, condenado a pena capital por asesinar a una mujer por encargo en 1988, ha sido declarado muerto a las 20:25 hora local (02:25 GMT del viernes) tras haber inhalado el gas nitrógeno a través de una máscara y haberse quedado sin oxígeno.

Según los periodistas presentes en la ejecución, el reo se retorció durante un par de minutos y luego se le vio con respiración agitada durante varios más. Sus últimas palabras, ya con la máscara puesta, fueron: «Esta noche Alabama hace que la humanidad dé un paso atrás. Gracias por apoyarme. Los amo a todos».

El director del Departamento Correccional de Alabama, John Hamm, ha dicho en rueda de prensa posterior que las sacudidas del reo fueron «involuntarias», pero nada fuera de lo esperado. El gas nitrógeno fluyó durante unos 15 minutos.

Alabama ha calificado su nuevo protocolo como «el método de ejecución más indoloro y humano conocido por el hombre». Sin embargo, Naciones Unidas ha tildado esta forma de aplicar la pena capital de “cruel” y un tipo de “tortura” y ha pedido que se detenga este sistema, que por ahora solo es legal en tres estados norteamericanos: Alabama, Oklahoma y Mississippi.

Amnistía Internacional, además, ha recordado que en noviembre de 2022 se intentó ejecutar a Smith con una inyección letal, pero hubo problemas a la hora de introducirle las vías intravenosas. Una corte federal describió ese episodio como «espantoso» y tres jueces del Supremo lo calificaron de tortura, haciéndole padecer «enormes dolores y sufrimientos» que le provocaron un trastorno de estrés postraumático.

Como parte de un acuerdo posterior, Alabama se comprometió a no intentar matarlo de nuevo con inyección letal.

El Supremo rechazó el recurso del reo

El Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó minutos antes de la ejecución el último recurso que la defensa del preso había presentado este mismo jueves por 6 votos a 3, dando así luz verde al inicio del procedimiento.

La magistrada progresista Sonia Sotomayor, una de las 3 que votaron por detener la ejecución, argumentó que «al no haber podido matar a Smith en su primer intento, Alabama lo ha elegido como su ‘conejillo de indias’ para probar un método de ejecución nunca antes usado».

Smith estaba en el corredor de la muerte por haber asesinado en 1988 a una mujer, Elizabeth Sennett, por encargo de su marido, Charles Sennett, que pretendía cobrar una indemnización. Smith y un cómplice, John Forrest Parker, recibieron 1.000 dólares cada uno.

Sennett se suicidó una semana después del asesinato, cuando se dio cuenta de que las autoridades le consideraban sospechoso, mientras que Parker también fue condenado a muerte y fue ejecutado en 2010 con una inyección letal.

«A las tres personas implicadas hace años, las hemos perdonado», aseguró también en rueda de prensa Mike Sennett junto a sus dos hermanos, los hijos de la asesinada, después de presenciar la ejecución del último de los involucrados, una sensación que describieron como «agridulce». «Los actos malvados tienen consecuencias», añadieron.

Fuente: Agencias