Alarmistas climáticos luchan por censurar una película que expone la “estafa de la crisis climática”

0 25

Ha pasado poco más de una semana desde que “Climate: The Movie”, un documental producido por Thomas Nelson y dirigido por Martin Durkin, fue lanzado en Vimeo, YouTube, Rumble y otras plataformas. Hasta el momento la producción tiene millones de visitas y miles de reseñas.

“Vean este documental para comprender las mentiras, la pseudociencia, pero también el interés propio de los parásitos financiados por el gobierno que impulsan el alarmismo climático”, publicó Maxime Bernier, fundador y líder del Partido Popular de Canadá, en X, antes conocido como Twitter, sobre el documental que detalla cómo “un excéntrico susto medioambiental creció hasta convertirse en una poderosa industria global”.

“El último clavo en el ataúd de la estafa del ‘cambio climático inducido por el hombre’. Absolutamente IMPRESCINDIBLE”, publicó Wide Awake Media en X mientras enlazaba a la película, que cuenta con una elitista lista de científicos, entre ellos el premio Nobel John Clauser, Richard Lindzen, profesor emérito de meteorología del MIT, y Steven Koonin, físico teórico y profesor de la Escuela Tandon de Ingeniería de la Universidad de Nueva York.

Aun así, no todas las respuestas han sido positivas.

“Soy un periodista científico holandés y vi [Climate: The Movie]”, publicó Maarten Keulemans en X. “Está lleno de basura”.

Algunos críticos llegaron incluso a pedir censura.

“Estoy pensando que podemos conseguir que 10,000 personas denuncien ‘Climate: The Movie’ en YouTube por tener contenido dañino y engañoso”, publicó en X el 23 de marzo Eliot Jacobson, profesor jubilado de matemáticas e informática.

Tras la llamada del Sr. Jacobson, Vimeo eliminó el video de su plataforma el 24 de marzo, citando una “violación de los Términos de servicio y/o pautas de Vimeo”.

“¡El enlace [V]imeo a ‘Climate the Movie’ que compartí hace dos días ha sido censurado!” Nir Shaviv, profesor de física de la Universidad Hebrea de Jerusalén que apareció en la película, publicó en X: “Totalmente eliminado más allá del mero bloqueo de sombras que tiene [YouTube]”.

Ni el señor Durkin ni el señor Nelson se sorprendieron.

“Hay algo más grande detrás del tema del clima, más allá de los estrechos argumentos sobre si es cierto que [el dióxido de carbono] causa todo esto, lo cual, por supuesto, no es así”, dijo Durkin a The Epoch Times. “Existe casi una prohibición total del escepticismo [al cambio climático] en la televisión convencional”.

“Es una especie de marxismo, supongo. Hay toda una clase de personas que tienen interés en altos niveles de impuestos y altos niveles de regulación, en lo que en términos generales podría denominarse el “establishment financiado con fondos públicos” y el “establishment educativo”.

El señor Nelson estuvo de acuerdo. “Hay una gran diferencia entre los realistas climáticos y el otro lado”, le dijo a The Epoch Times. “[Los alarmistas climáticos] constantemente nos denuncian y denuncian a las personas que no están de acuerdo con ellos”.

“Nunca veo [a los realistas climáticos] diciendo: ‘denunciemos a la gente del otro lado, eliminemos sus videos, censurémoslos’. Toda la censura viene de un lado, y toda la libertad de expresión y el ‘debate’ viene de nuestro lado. Queremos hablar de ello porque confiamos en nuestra evidencia”.

Censura sin control

Inmediatamente después de que Vimeo eliminara la película del Sr. Durkin, se acercó a la plataforma: “Saben, soy un cineasta veterano, razonablemente conocido y galardonado”, dijo. “Y les dije [a través de un formulario electrónico]: ‘Miren, todo el archivo y la música están borrados’. No vemos absolutamente ninguna razón por la que se haya suspendido esto. Contamos con muchos buenos científicos”.

El Sr. Nelson publicó en X: “Hola @Vimeo: Específicamente, ¿cuál es tu justificación para censurar ‘Climate: The Movie’?”

“Mucha gente dijo que no podían creer que la estuvieran censurando”, dijo Nelson. “Pero nunca recibí una respuesta oficial de nadie”.

El Sr. Durkin tampoco obtuvo respuesta. “Unas 12 horas después de que me pusiera en contacto, la volvieron a subir. Pero no sabemos por qué la desmontaron. Supongo que algunos ‘verdes’ se quejaron de ello y que automáticamente lo quitaron. Le agradezco a Vimeo que lo hayan vuelto a montar, eso estuvo bien”.

Vimeo no fue la única plataforma que tomó medidas contra “Climate: The Movie”. El 22 de marzo, Food Lies, que tiene 44,000 suscriptores, informó que cuando compartieron la película por primera vez en su canal, YouTube la eliminó “inmediatamente” y Food Lies tuvo que solicitar un permiso especial para volver a publicarla.

Cuando se lo concedieron, YouTube añadió la siguiente alerta contextual: “El cambio climático se refiere a cambios a largo plazo en las temperaturas y los patrones meteorológicos. Las actividades humanas han sido el principal motor del cambio climático, principalmente debido a la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas”, e incluyó un enlace al sitio web “¿Qué es el cambio climático? de las Naciones Unidas.

Además, Nelson dijo que cree que Google está censurando el sitio web de la película. “Es posible que nos hayan prohibido en la sombra, pero no podemos probarlo de ninguna manera”, dijo. “No creo que Google quiera dirigir a la gente a nuestro sitio”.

Sin embargo, Nelson y Durkin coinciden en que la compra de Twitter por parte de Elon Musk en 2022 cambió el juego de censura de las redes sociales.

“Me encanta el hecho de que X esté abierto en este momento y podamos hablar libremente en X”, dijo Nelson. “Porque hace apenas dos años, si esto hubiera salido a la luz cuando todos estábamos reprimidos, habría marcado una gran diferencia”.

“[Las redes sociales] no son un gran problema”, afirmó Durkin. “Las redes sociales ya tienen suficientes filtraciones ahora que salen a la luz”.

“Lo importante es que propuse esta idea a la BBC y al Canal Cuatro un año antes de aparecer en el podcast de Tom Nelson. No tengo ni idea de por qué. Sabía qué dirían que no, pero creo que quería satisfacerme. Y, por supuesto, dijeron que no”.

El Sr. Durkin dijo que incluso si una estación quisiera transmitir una historia que expresara escepticismo sobre la “crisis climática”, los reguladores de transmisión en Canadá y el Reino Unido pueden destruir esa estación.

“En efecto, están diciendo: ‘Si expresas opiniones escépticas, serás sancionado’. Y eso puede llegar incluso a revocarle la licencia de transmisión”, dijo Durkin. “Entonces, ya sabes, esto es una censura estatal a gran escala en los principales medios de comunicación, y [el público en general no] está armando un escándalo. Simplemente estamos aceptando que este es el caso”.

Pagar el costo social

Cuando se le preguntó por qué “Climate: The Movie” ha recibido tal rechazo, Durkin dijo que se reduce a lo que él llama la “Nueva Clase”.

“Muchos de estos personajes han construido sus carreras sobre la base de la estafa climática”, dijo. “Quiero decir, su reputación, su sustento, todo depende de ello, y por eso se sienten enormemente amenazados”.

“Pero más allá de eso, existe este tipo de movimiento político-ideológico; no se trata solo del clima. Y las personas que la promueven (la mayor parte de la ciencia se financia con fondos públicos y muchos científicos participan directamente en institutos financiados con fondos públicos) son parte de ese establishment financiado con fondos públicos, por lo que tienen esa visión del mundo”.

“Si nos fijamos en el análisis político de la gente en las universidades, son en un 99 por ciento demócratas, o incluso de izquierdas”.

“Y ahora es de rigor en esos círculos odiar a Trump, creer que una mayor regulación es algo civilizado, pensar que el respaldo público a las artes es algo bueno, y así sucesivamente. Y cuando sales y dices que no crees que lo del clima sea cierto, no estás simplemente haciendo un comentario limitado sobre el período cálido medieval, o el registro geológico, sobre la temperatura, estás diciendo algo mucho más grande, ideológicamente”.

Fuente: The Epoch Times en español