Albares afirma que EE.UU. respeta postura sobre reconocimiento de Palestina como Estado

0 11

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha afirmado que el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, «respeta» la postura de España sobre el reconocimiento de Palestina como Estado.

Ambos se han dado cita este viernes en Washington para abordar la situación en Ucrania y Gaza, así como para firmar un memorándum para combatir la desinformación y la manipulación informativa. Pese al inminente reconocimiento por parte del Gobierno español del Estado palestino, Albares ha señalado que el motivo de la reunión no era para informar acerca de este paso.

«Evidentemente, Blinken conoce la posición de España porque la hemos hecho pública», ha dicho el ministro, que ha asegurado que su homólogo «respeta» la decisión. En ningún caso, ha insistido, «es una solicitud de información ni de aquiescencia» por parte de Estados Unidos.

Albares ha indicado nuevamente en que se trata de una decisión soberana que España y porque considera que es la mejor forma de contribuir a la solución de los dos Estados y que llegado el momento el Estado palestino «sea viable». Sin embargo, no ha desvelado detalles acerca de cuándo se hará oficial el reconocimiento.

La visita del ministro español a Washington este viernes coincide además con la aprobación en la Asamblea General de Naciones Unidas de una resolución que pide que Palestina sea miembro de pleno derecho y que propone aumentar sus derechos como observador permanente.

La elevación hasta el estatuto de estado miembro para Palestina no está en manos de la Asamblea, sino del Consejo de Seguridad, que el pasado 18 de abril se lo negó por el veto en solitario de Estados Unidos, frente a 12 votos favorables y dos abstenciones.

La paz, «un objetivo común»

Ambos han destacado la paz en Oriente Medio como un objetivo común en la agenda. «España y Estados Unidos trabajan juntos por la paz», ha expresado Blinken poco antes del encuentro bilateral.

En una breve declaración, el dirigente norteamricano ha querido destacar «el trabajo conjunto» de los dos países en los últimos años y «la importancia» que Washington le da «a la alianza entre Estados Unidos y España».

«Queremos promover la paz en Oriente Medio. Por eso pedimos un alto el fuego inmediato en Gaza, la liberación y el alivio incondicional de los rehenes y el acceso sin obstáculos de la ayuda a la Franja de Gaza», ha expresado por su parte el ministro español, quien ha dicho haber visto a su homólogo «perfectamente alineado con el deseo de conseguir la paz en Oriente Medio«.

Así, ha explicado que en su encuentro «hemos intercambiado nuestras posiciones, pero con un objetivo compartido, la paz definitiva». Además, ha instado a la liberación de los rehenes y ha pedido un alto el fuego «permanente e inmediato».

«Se ha puesto en relieve la coincidencia de una agenda progresista global, unas excelentes relaciones bilaterales y unos esfuerzos por la paz», ha afirmado.

Trabajarán juntos frente a la desinformación

Por otro lado, Blinken y Albares han firmado un memorándum de entendimiento por el que ambos países se comprometen a trabajar contra la desinformación, especialmente en español, dado que constituye una amenaza para la seguridad y puede comprometer el resultado de elecciones.

El documento que han rubricado los dos jefes de la diplomacia en la sede del Departamento de Estado aborda la «manipulación informativa» que se ejerce a través de «la propaganda y la desinformación» y que puede «crear o fomentar divisiones dentro de los países y comprometer la integridad de las elecciones», han explicado fuentes diplomáticas. Asimismo, en él se señala que «la injerencia externa representa una amenaza para la seguridad nacional».

Se trata, ha dicho Blinken, de un acuerdo «importante sobre la manipulación de la información desde el exterior» algo que, ha incidido, «constituye un enorme desafío». «La propaganda, la desinformación y la manipulación de la información son amenazas para la seguridad nacional», puesto que «los adversarios tratan de usar la información para crear y explotar las divisiones» tanto a nivel nacional como internacional, ha insistido.

El secretario de Estado ha denunciado, sin citar en ningún momento a ningún país concreto, que «tratan de poner en peligro la integridad de las elecciones» y con ello «erosionan la confianza de la población» y generan «cinismo y suspicacia».

Albares ha destacado a su vez que el acuerdo permitirá a España y Estados Unidos «compartir experiencias y combatir cualquier intento de interferir en las elecciones», recordando que en junio habrá elecciones al Parlamento Europeo y en noviembre Estados Unidos celebra elecciones presidenciales. «Queremos hacer un esfuerzo especial para evitar la desinformación, especialmente en español», ha subrayado.

Fuente: Agencias