Aragonès adelanta las elecciones en Cataluña al 12 de mayo tras el rechazo a los Presupuestos de 2024

0 7

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha adelantado las elecciones en Cataluña al 12 de mayo ante el rechazo de los Presupuestos de 2024 en el Parlament. El presidente ha criticado la «irresponsabilidad» de los grupos parlamentarios por bloquear las cuentas «más expansivas» de la legislatura en una comparecencia desde el Palau de la Generalitat tras reunir a su Govern.

«Las líneas rojas y los vetos cruzados no han sido contra el Gobierno, sino contra los ciudadanos», ha reprochado el presidente catalán, que ha defendido que eran unos «buenos presupuestos» que buscaban abordar problemas como la sequía, la sanidad o la educación. «Y si han tenido la irresponsabilidad de decir que no a unos como estos, no me quiero imaginar la respuesta a unos presupuestos diferentes», ha cuestionado.

De este modo, ante el bloqueo parlamentario de las cuentas públicas, Aragonès ha decidido convocar las elecciones, alegando que es su responsabilidad como ‘president’ «para no depender de la irresponsabilidad de quienes ponen por delante del país sus intereses de partido, a uno y otro lado».

Así, ha asegurado que el adelanto electoral permitirá que Cataluña se pueda dotar de un Govern «con mucha más fuerza» para continuar avanzando y acelerar las transformaciones sin depender de los «inmovilistas». «Cataluña se merecía una legislatura entera», así como también «los mejores presupuestos posibles, que son los que hoy hemos llevado a votación, pero ahora no es el momento de lamentaciones», ha agregado.

Posteriormente, en una entrevista en TV3, Aragonès ha cargado contra Junts por sus acusaciones de «sectarismo y resignación» por el adelanto electoral. Según el portavoz de JxCat, Jordi Turull, ERC ha escogido la fecha del 12 de mayo para coger descolocados a sus exsocios de Govern, una teoría que ha negado el ‘president’.

«Esta mañana, Junts pedía elecciones y esta tarde decían que era sectarismo. Se tiene que aclarar, decir si vale la opinión de la mañana o la de Turull de la tarde. Si estamos en esta situación es porque hay unos políticos que han tumbado unos presupuestos muy buenos, mejores que los que habían votado el año anterior», ha declarado Aragonès, que ha insistido en que su objetivo es «tener mucha más fuerza para poder afrontar los retos del país».

Preguntado por el hecho de que la convocatoria electoral puede afectar a que el expresidente Carles Puigdemont se presente o no como candidato, el dirigente catalán ha recordado que en las anteriores elecciones ya «quedó tercero» y ha negado que sea un intento de «boicot».

«Las fechas de la amnistía no las decido yo. Junts decidió que retrasaba la ley de amnistía. Es la opinión de Turull, no entraré en sus descalificaciones y siempre estaré trabajando para que todas las personas, sean de cualquier partido, terminen con la represión que han vivido», ha zanjado, haciendo así referencia a la paralización de la ley de amnistía en el Congreso por el voto en contra de los de Puigdemont, que tuvo como consecuencia que la norma regresara a la Comisión de Justicia.

El Parlament tumba los presupuestos

Tras un pleno tenso y lleno de reproches cruzados, el Parlament ha rechazado este miércoles el proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat de 2024, que solo han recibido el apoyo de ERC y PSC-Units y la diputada no adscrita Cristina Casol –67 de los 68 votos necesarios–, y el voto en contra de Junts, Vox, CUP, Comuns, Ciudadanos y PP. Incluso la votación se ha visto rodeada de polémica, ya que Cs ha protestado por el hecho de que la Mesa del Parlament haya permitido contabilizar el voto telemático del diputado de JxCat Lluís Puig.

El Ejecutivo catalán había firmado un acuerdo presupuestario con el PSC y había intentado negociar, sin éxito, con otros partidos para recabar los apoyos suficientes. En el caso de Junts, la formación había trasladado una última oferta al presidente de la Generalitat horas antes de la votación. «O hay una propuesta clara y sólida de presupuestos o le toca convocar elecciones», ha retado el portavoz de Junts, Albert Batet, en su intervención en el debate, tras la que ha entregado a Aragonès una carpeta con la propuesta de su partido.

El malestar en las filas del Govern por el fracaso de las negociaciones para obtener los apoyos que le faltaban se ha visto reflejado en la decisión del presidente catalán de no tomar la palabra en el pleno, por lo que solo ha intervenido la consellera de Economía y Hacienda, Natàlia Mas, en un discurso inicial de menos de una hora.

Fuente: Agencias