Internacional

China nombra nuevo jefe de la Oficina de Asuntos Religiosos que prevé la “eliminación de la religión”

El régimen chino ha anunciado un nuevo director de asuntos religiosos.

Cui Maohu fue nombrado el 7 de junio para reemplazar a Wang Zuoan, quien había sido director desde septiembre de 2009. Antes de eso, Wang se desempeñó como subdirector bajo el exdirector Ye Xiaowen, quien estuvo a cargo de la oficina desde marzo de 1998 hasta septiembre de 2009.

Tanto Ye como Wang están siendo investigados por la comunidad internacional por liderar brutales persecuciones contra creyentes religiosos en China.

Aunque se considera que Cui está bien versado en los métodos del Partido Comunista Chino (PCCh) para manejar asuntos religiosos y relacionados con el Tíbet, debido a su nombramiento anterior como vicegobernador de la provincia de Yunnan, donde viven muchos tibetanos, el Curriculum Vitae del nuevo director no muestra vínculos con Departamento de Trabajo del Frente Unido (UFWD) del régimen, a diferencia de sus dos predecesores.

El UFWD hace un esfuerzo particular para mantener la influencia del partido sobre los asuntos religiosos, étnicos y exteriores de China, con los tibetanos como uno de los grupos objetivo de su trabajo.

El PCCh trabaja a través del UFWD para expandir la esfera de influencia de sus ideologías socialistas rectoras al mantener una red de influencia de captura de élites globales. Tal trabajo se utiliza para infiltrarse o ganar influencia en la sociedad china y en la comunidad internacional.

Queda por ver cuál será el enfoque de Cui para monitorear la religión, aunque estará ligado a la ideología antirreligiosa del partido único.

Erradicar todas las creencias

The Epoch Times informó anteriormente que el objetivo final del PCCh es destruir las religiones y los sistemas de creencias espirituales del mundo.

Un residente de Toronto, He Lizhi, que ejerció la ingeniería civil en Beijing, fue obligado por el PCCh a ver videos de lavado de cerebro mientras estaba detenido por su fe en Falun Gong.

Falun Gong es una práctica de crecimiento personal arraigada en la cultura china y en las tradiciones budistas. Enseña a sus practicantes a vivir según los principios universales de verdad, benevolencia y tolerancia. En 1999, el PCCh lanzó una campaña de persecución mortal contra Falun Gong, continuando con su legado de persecución a las tradiciones religiosas.

El video muestra al entonces jefe de Asuntos Religiosos, Ye Xiaowen, revelando las intenciones del PCCh hacia los grupos religiosos y espirituales, “la destrucción de la religión, no solo en China sino en todo el mundo, y la eliminación del concepto de Dios de la mente de las personas”.

Los comentarios se hicieron durante una “conferencia teórica” que Ye dio a altos funcionarios del partido mientras describía el caso del régimen cuando trataba de convencerlos de que “la erradicación de Falun Gong era lo que el Partido necesitaba hacer para lograr su objetivo final”.

El Sr. He recordó: “Xiaowen explicó que la razón por la cual el régimen chino todavía tenía la libertad religiosa en su constitución era para usarla como una táctica temporal ‘engañosa’… para alejar a las generaciones más jóvenes de sus padres a través de la educación atea… y finalmente erradicar todas las creencias”.

Muchas voces en la comunidad internacional han condenado durante mucho tiempo al PCCh por negarle al pueblo chino su derecho a la libertad de creencias. Sin embargo, el régimen, mientras comete abusos contra los derechos humanos en el país, en el escenario mundial ha negado sistemáticamente las acusaciones de que restringe las libertades religiosas en el país, a pesar de las decenas de miles de relatos que dicen lo contrario.

Los practicantes de Falun Gong conmemoran las vidas perdidas y los 20 años de persecución por parte del régimen comunista chino, en Sídney, Australia, el 19 de julio de 2019. (The Epoch Times)

Según un informe de 2019 de Thomas F. Farr, presidente del Instituto de Libertad Religiosa con sede en Washington, el director Ye había ofrecido al Congreso en 2002 sus garantías de que “la libertad religiosa no estaba en peligro en China” bajo el gobierno del PCCh y que “los padres eran, de hecho, libres de enseñar religión a sus hijos”.

Farr escribió: “Había una verdad a medias en la afirmación de Xiaowen: Los padres podían enseñar a sus hijos a escondidas, pero las consecuencias de ser sorprendidos transmitiendo, por ejemplo, la enseñanza católica sobre temas como la libertad religiosa para todos, la igualdad de dignidad de todas las personas creadas a imagen y semejanza de Dios, o el mal del aborto, eran graves”.

Tarea política dirigida por la oficina: “Sinización de la religión”

La Oficina de Asuntos Religiosos también es la oficina encargada en 2015 de lograr una “sinización de la religión”, lo que, según las declaraciones hechas por el líder del partido Xi Jinping, significa “defender el principio de desarrollar religiones en el contexto chino y brindar orientación activa para la adaptación de las religiones a la sociedad socialista”.

Cai Xia, un miembro del partido que anteriormente fue profesor en la Escuela Central del Partido de élite del PCCh en Beijing, explicó previamente en una publicación de Twitter que la “sinización de la religión” permite que el PCCh instale a líderes religiosos chinos como “parte de su maquinaria de propaganda para ayudar al lavado de cerebro y al control de la población: Budista, taoísta, católica, cristiana o islámica”.

En cuanto a Falun Gong, que se originó en China, el PCCh creyó que tenía un objetivo fácil de erradicar, debido a que pensaban que los chinos en ese momento tenían un conocimiento y comprensión limitados de la fe. Sin embargo, a pesar de la brutal campaña de erradicación, los practicantes de Falun Gong en China se han resistido a los intentos del régimen de separarlos de sus creencias.

El exdirector Ye y el subdirector Wang siguen acusados de incitar, instigar, conspirar, ordenar, planificar y/o ayudar y ser cómplices en la tortura, el genocidio y otros abusos contra los derechos humanos de los practicantes de Falun Gong.

Durante una visita a Estados Unidos el 5 de junio de 2006, cada uno de los hombres recibió una citación judicial civil de un tribunal de Estados Unidos por las graves acusaciones.

Fuente: The Epoch Times en español

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
sem, Praesent tempus ante. ut id,