Internacional

China “sopesa con cuidado” la guerra Rusia-Ucrania por sus ambiciones en Taiwán

Mientras China vigila a Taiwán está “sopesando con mucho cuidado” la resistencia de los ucranianos y los costos económicos en los que Rusia incurre como resultado de su invasión a Ucrania, dijo el sábado el director de la CIA, William Burns.

Durante una entrevista con el Financial Times, Burns especuló que los líderes chinos quedaron impresionados por las formas en que los ucranianos han resistido la agresión rusa a través del esfuerzo de “toda la sociedad”.

Burns cree que Beijing siguió de cerca la guerra entre Rusia y Ucrania para analizar los costos y las consecuencias del uso de la fuerza para obtener el control de Taiwán, la isla autónoma que China reclama como parte de su territorio.

“No creo ni por un minuto que se haya erosionado la determinación [del líder chino Xi Jinping] de obtener el control de Taiwán. Pero creo que es algo que está afectando su cálculo sobre cómo y cuándo lo hacen”, dijo.

China se ha abstenido de condenar a Rusia por su invasión a Ucrania, citando como justificación las “preocupaciones legítimas de Rusia sobre cuestiones de seguridad”. Las dos naciones declararon el 4 de febrero una asociación “sin límites”, en el día inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing.

Rusia reconoce a Taiwán como “una parte inalienable de China” y rechaza la independencia de la isla “en cualquier forma”, mientras que Beijing respaldó la oposición de Rusia a la ampliación de la OTAN, según su declaración conjunta.

Sin embargo, Burns dijo que Xi estaba “inquieto” por el daño a la reputación de estar asociado con la “brutalidad” del liderazgo ruso y el hecho de que la guerra ha llevado a una cooperación más fuerte entre Estados Unidos y Europa.

Agregó que Xi también estaba inquieto por las incertidumbres económicas planteadas por la guerra entre Rusia y Ucrania.

“Creo que, en muchos sentidos, lo que ha hecho la amarga experiencia, de la Rusia [del presidente ruso Vladimir Putin] en Ucrania durante las últimas 10 u 11 semanas, es demostrar que esa amistad en realidad tiene algunos límites”, señaló Burns.

Las tensiones entre el autogobierno de Taiwán y el régimen de Beijing se han intensificado. China realizó su última incursión más grande en la zona de defensa aérea de Taiwán el 6 de mayo, con la participación de 18 aviones de combate, incluidos cazas y bombarderos.

El Ministerio de Defensa de Taiwán dijo que durante esa incursión detectó 18 aviones chinos, incluidos 12 aviones de combate J-11 y J-16, y dos bombarderos H-6, ingresando a su zona de identificación de defensa aérea (ADIZ).

Taiwán respondió emitiendo advertencias por radio y desplegando sistemas de misiles de defensa aérea para monitorear los aviones de combate chinos.

Esta es la segunda incursión más grande de Beijing en el territorio aéreo de Taiwán. El ejército chino envió 39 aviones de combate al ADIZ de la isla el 23 de enero, incluidos aviones de combate y un bombardero.

Fuente: The Epoch Times en español

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
amet, neque. Praesent Aenean commodo Nullam libero.