Decenas de asociaciones se unen en oposición al animalismo y el antiespecismo

0 21

Un grupo de 21 asociaciones de la sociedad civil española firmaron hoy en el Palacio de la Magdalena de Cantabria la Declaración de Santander, un manifiesto en oposición a las políticas animalistas y antiespecistas.

La Real Federación Española de Caza, ASAJA, Fundación Toro de Lidia, UCTL, Alianza Rural, Asociaciones de deportes con animales y las 11 asociaciones que componen la Federación de Razas Cárnicas de Cantabria denunciaron el avance de “una ideología animalista que intenta alterar por la fuerza todo nuestro rico legado patrimonial y de identidad, presentando una pretendida igualdad entre animales y hombres”.

Alertan de la llegada de una ideología “todavía más radical, llamada antiespecista, que promueve una extravagante equiparación entre animales y hombres, reduciendo unos y otros a la categoría de seres sintientes”.

Esto, afirman, acabará “eliminando por lo tanto la dimensión ética y consciente del ser humano (…) que hacen del mismo un ser único dotado de una dignidad inalienable”.

Pedro Barato, presidente de ASAJA, aseguró que “esta ideología representa una amenaza sin precedentes para la existencia misma de las comunidades rurales, cuyas prácticas y culturas han estado intrínsecamente ligadas a la ganadería durante milenios”.

Barato calificó esta ideología como “una utopía destructiva que no solo pone en peligro la civilización humanista, sino que también amenaza la continuidad de los paisajes rurales y la relación histórica entre humanos y animales”.

Aseguran que la implantación de estas ideologías tendrán “resultados catastróficos  ya que supondría el fin de nuestra identidad cultural, además de sentenciar cualquiera de las innumerables actividades relacionadas de alguna manera con los animales”.

Qué es el antiespecismo
El antiespecismo es una nueva ideología que se opone al especismo entendido como una forma discriminación de los animales por considerarlos especies inferiores.

Este nuevo término especismo fue acuñado en los años 70 por el filósofo Peter Singer y define la creencia de que el ser humano es superior al resto de los animales, y por ello puede utilizarlos en beneficio propio.

Los antiespecistas condenan el consumo de carne por considerarlo un ‘asesinato’, rechazan la domesticación como atentado a su libertad y se oponen a la inseminación animal por considerarla una ‘violación’.

“Uno podría pensar que es una broma, que hay gente en el mundo que se ha vuelto loca y que ya está. Pero no, esta gente va en serio, quiere acabar con nosotros”, afirmó Manuel Gallardo, presidente de la Real Federación Española de Caza durante la presentación de la declaración.

Nuevo régimen judírico de los animales: Seres sintientes
El cambio legal en España se produjo en enero de 2022 con la aprobación de la Proposición de Ley de modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil sobre el régimen jurídico de los animales.

El título II de la ley establece la obligación de tratar a los animales conforme a su condición de “seres sintientes”, por lo que los animales dejaron de ser considerados como “cosas” y se les convirtió en sujetos de ciertos derechos.

Todos los grupos parlamentarios votaron a favor de esta norma con la excepción del grupo parlamentario de VOX, que alegó que esta revisión jurídica sienta las bases de un nuevo escenario que considera “realmente peligroso: humanizar al animal y deshumanizar al hombre”, afirmó el diputado de VOX Ángel López Maraver.

En este sentido, el Sr. Gallardo aseguró durante la presentación de la Declaración de Santander que el “buenismo animalista” es una corriente ideológica populista punitiva que se ha infiltrado en las instituciones, en los medios de comunicación y en la empresa privada y que busca “imponer el ideario de unos pocos en una ley para todos”.

“El animalismo logra, a través de demonizar y criminalizar a los colectivos, hacer que la sociedad crea que hay que legislar en contra de esas cuestiones”.

Francisco Pérez Peña, representante de la Federación de Razas Cárnicas de Cantabria aseguró que las corrientes animalistas que vienen de las grandes ciudades “cada vez nos lo ponen más difícil al campo”.

“Nos quieren matar, nos quieren expulsar. Quieren que dejemos de hacer lo que hemos hecho siempre por aquí, cuidar vacas, vender leche, hacer queso, vender carne. Cosas sencillas que nunca antes hemos tenido que justificar”, explicó el Sr. Pérez.

Los firmantes de la Declaración de Santanter hicieron un llamamiento a todas las asociaciones de ganaderos de España a “sumarse al camino que hemos empezado hoy” para “plantar cara al animalismo”.

Fuente: The Epoch Times en español