Detenidos cuatro colombianos acusados de intentar asesinar a un empresario

0 43

La Guardia Civil detuvo a cuatro colombianos acusados de intentar asesinar a un empresario a cambio de 30,000 euros (unos 32,375 dólares).

Según informó este lunes la Guardia Civil, los detenidos son tres hombres, para los que un juez ordenó prisión provisional, y una mujer, en libertad con medidas cautelares, todos ellos de entre 24 y 63 años.

Los arrestados están acusados del delito de asesinato en grado de tentativa, pertenencia a grupo criminal y tenencia ilícita de armas, según detalló en un comunicado.

El pasado diciembre dos de los “sicarios” ahora detenidos dispararon al empresario, sin alcanzarle, cuando se bajaba de su vehículo a la entrada de su empresa en la localidad de Puzol (este), pero logró huir acelerando rápidamente cuando iban a disparar de nuevo, de acuerdo a esta fuente.

Otro de los detenidos les dio cobertura desde un vehículo y la mujer ocultó el arma, según el comunicado.

Los agentes identificaron la motocicleta, lo que les llevó “a descubrir que se trataba de un grupo criminal de sicarios de nacionalidad colombiana” asentado en las provincias españolas de Valencia y Girona, precisó.

Los guardias civiles averiguaron que durante tres meses antes realizaron vigilancias sobre la víctima y su entorno, para conocer sus horarios y hábitos y el lugar idóneo para cometer el crimen.

Además de constatar que la mujer ocultaba el arma de fuego y recibía pagos periódicos a través de un intermediario, según la Guardia Civil.

El grupo iba a cobrar 30,000 euros “por la ejecución de la víctima” y ha había recibido 15,000 euros como adelanto, añadió.

“Este grupo tenía previsto terminar con éxito su crimen el presente verano”, pero uno de sus supuestos integrantes estaba convaleciente por una operación médica y ya habían buscado otro sicario que iba a viajar desde Colombia, señaló.

La Guardia Civil, que considera desarticulado el grupo, encontró en registros en varios domicilios dos armas de fuego cortas con munición, una de ellas con silenciador, una tarjeta de visita de la empresa de la víctima, un plano manuscrito de Puzol, la motocicleta y el vehículo supuestamente utilizados por los detenidos.

Fuente: The Epoch Times en español