Detenidos por forzar a casarse a su hija de 12 años a cambio de 3.000 euros

0 20

La Guardia Civil ha detenido en Malagón (Ciudad Real) a la madre y al padrastro de una menor de 12 años a la que iban a obligar a contraer matrimonio a cambio de 3.000 euros.

El operativo comenzó a finales de enero, cuando la Benemérita tuvo conocimiento de la existencia de unos menores en la citada localidad que podrían encontrarse en situación de desamparo. Según pudieron saber los agentes, una de estos menores había manifestado en su entorno social que estaba recibiendo agresiones físicas habituales por parte de su madre y que no quería estar en su domicilio.

Al continuar con las investigaciones, los agentes pudieron hablar con el círculo social de la menor y con el colegio, al que no asistían porque, supuestamente, había abandonado el municipio. Sin embargo, los agentes averiguaron que los padres iban a casarla a cambio de 3.000 euros.

En el momento de la detención, el padrastro portaba en uno de los bolsillos del pantalón 3.800 euros manifestando que ese dinero lo había ganado durante la campaña de recogida de aceituna, comprobando los agentes que esa afirmación era falsa.

Rescate de la menor

La Guardia Civil pudo constatar, igualmente, que la víctima menor podría encontrarse en un domicilio de la localidad de Baza (Granada), por lo que de forma inmediata los agentes se desplazaron hasta la localidad para rescatarla.

Después, iniciaron gestiones con Bienestar Social de la provincia de Granada por riesgo de desamparo. Actualmente, la menor se encuentra bajo la tutela de la Junta de Andalucía.

La Junta condena el «suceso machista»

Por su parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha condenado «este suceso machista que no tiene cabida en una sociedad moderna y democrática». Así lo ha indicado el consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Castilla-La Mancha, Amador Pastor, que felicitado a la Guardia Civil por su actuación.

De su lado, la delegada de la Junta en la provincia de Ciudad Real, Blanca Fernández, ha asegurado que se trata de «un nuevo caso de violencia machista de la más cruel». «Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha agradecemos la labor de la Guardia Civil para evitar este matrimonio forzado y que la niña pueda estar ya fuera de ese riesgo tan brutal«, ha asegurado.

Fuente: Agencias