Ejército de EE.UU. niega participación en ataque aéreo a las fuerzas respaldadas por Irán en Irak

0 5

El ejército estadounidense dijo que no tiene motivos para creer que fueron responsables de una enorme explosión reportada en una base militar en Irak en la que murió un miembro de las fuerzas paramilitares iraquíes respaldadas por Irán el viernes.

El Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) dijo en una publicación en X, anteriormente Twitter, el viernes por la noche: “Somos conscientes de reportajes que afirman que Estados Unidos llevó a cabo ataques aéreos en Irak hoy. Esos informes no son ciertos. Estados Unidos no ha llevado a cabo ataques aéreos en Irak hoy”.

Reuters citó a dos fuentes de seguridad que dijeron que los ataques aéreos habían causado una explosión el sábado por la mañana temprano a la 1 a.m. hora local.

Según se informó, la explosión se produjo en la base militar de Kalso, a solo 30 millas al sur de Bagdad, en la provincia central iraquí de Babil/Babilonia. La base militar alberga a las Fuerzas de Movilización Popular (PMF), una agrupación con 40 fuerzas paramilitares compuestas en su mayoría por milicias chiítas respaldadas por Irán que nominalmente responden al ejército iraquí.

Además de la muerte de un miembro de las PMF, ocho más resultaron heridos, según Reuters.

Un comandante de la fuerza de las PMF le dijo a Reuters que la explosión fue un ataque. Mientras tanto, el ejército iraquí dijo que estaba investigando la causa de una explosión y un incendio. Afirmó que no tenía constancia de que hubiera drones o aviones de guerra en el cielo en ese momento.

«El informe del comando de defensa aérea confirmó, mediante esfuerzos técnicos y detección de radar, que no había ningún dron o avión de combate en el espacio aéreo de Babil antes y durante la explosión», dijeron en un comunicado a Reuters.

Guerras por poderes en Irak

Las tensiones han aumentado a fuego lento en Irak entre las fuerzas pro-estadounidenses y facciones pro-Irán dentro del gobierno, el ejército y el PMF durante años.

Las milicias del PMF ocupan varios escaños parlamentarios en el gobierno iraquí, lo que les otorga una influencia significativa. Han estado encabezando un llamado al parlamento iraquí para que ponga fin a un acuerdo que permite que las Fuerzas de la Coalición Internacional, lideradas por Estados Unidos, estén presentes en la región.

En diciembre de 2023, el primer ministro iraquí, Mohammed Shia al-Sudani, que llegó al poder en 2022 con el apoyo de las milicias de las PMF que llevaron a cabo ataques contra bases estadounidenses, anunció que su administración trabajará para poner fin a la presencia de fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos en Irak, que «incluyen asesores de seguridad que apoyan a las fuerzas de seguridad en las áreas de formación, asesoramiento y cooperación en inteligencia».

Tales promesas alcanzaron otro punto álgido en enero, después de que un comandante del grupo Kataib Hezbolá, vinculado a Irán, de las PMF muriera en un ataque estadounidense en Bagdad.

Fuente: Agencias