El Gobierno regional apuesta por tecnificar y modernizar las explotaciones agrarias

0 13

El Gobierno regional apuesta por tecnificar y modernizar las explotaciones agrarias, “para que el sector primario siga siendo el motor económico de la Región de Murcia”, afirmó la consejera de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Sara Rubira durante su intervención en el Foro Agro Santander celebrado en Murcia. Para ello, este año pondrá 135 millones de euros a disposición del sector, pero “necesitamos que el Gobierno de España reme en el mismo sentido”, demandó.

Rubira destacó que en los presupuestos regionales se contemplan actuaciones encaminadas a promover la tecnificación del sector, como destinar 10 millones de euros a la nueva convocatoria de modernización, 6,6 millones para la mejora de invernaderos o cerca de 9 millones que se dedicarán a proyectos de investigación agraria que desarrollará el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental (Imida).

“En la Región ya se hace una agricultura tecnificada y de precisión, pero sabemos que apostar por la investigación es clave para ayudar al sector. El año pasado los investigadores del Imida trabajaron en 80 proyectos que nos han permitido avanzar en la transformación del sector agroalimentario”, indicó la consejera de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca.

Clausulas Espejo

Rubira también defendió la necesidad de que se pongan clausulas espejo a los productos de terceros países que se comercializan en Europa. “No podemos reclamar a los productores agrícolas que cumplan medidas sanitarias para que reduzcan el impacto ambiental de su actividad, si no se exigen también a los productos que llegan a nuestros puertos”, añadió.

La consejera resaltó en su intervención que el actual escenario internacional plantea una serie de necesidades que tienen que ser abordadas desde la política.

Además, señaló que el sector primario de la Región de Murcia reclama soluciones que garanticen la sostenibilidad económica de las explotaciones. En concreto, se refirió al incremento de los costes de producción, que no siempre pueden repercutir en el precio de venta, y que está poniendo en riesgo la viabilidad de algunos proyectos empresariales.

“Si el campo no es rentable, corremos el riesgo de que muchos agricultores y ganaderos dejen la actividad y con ello el abandono de tierras fértiles con las que poder alimentar a la población. Europa tiene que trabajar para tener una soberanía alimentaria a precios razonables”.

Sara Rubira también reclamo más medidas para potenciar el relevo generacional en el mundo rural. Recordó que en los presupuestos regionales se ha incrementado hasta los 6 millones de euros la partida de ayudas a Jóvenes Agricultores, un programa que en los últimos seis años ha permitido la incorporación de 1.100 jóvenes al sector.

Fuente: CARM