El PSN dará la alcaldía a EH Bildu en Pamplona tras acordar una moción de censura contra UPN

0 25

La mayoría del Ayuntamiento de Pamplona ha pactado una moción de censura que quitará la Alcaldía a la regionalista de UPN, Cristina Ibarrola. La iniciativa ha sido presentada en el Consistorio de la capital navarra con las firmas de EH Bildu, PSN, Geroa Bai y Contigo Zurekin y si prospera, el portavoz de EH Bildu, Joseba Asiron, volvería a estar al frente del Consistorio.

«Hoy comienza un camino que el próximo 28 de diciembre hará a Joseba Asiron Sáez alcalde de Pamplona, es una muy buena noticia para las personas que viven y trabajan en Pamplona porque le dará a la ciudad el impulso progresista y plural que demanda la ciudad y es una buena noticia porque por fin las fuerzas progresistas hemos sido capaces de ponernos de acuerdo», ha dicho la coordinadora de EH Bildu, Miren Zabaleta, en rueda de prensa.

Por su parte, el secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, ha señalado en otra comparecencia que mediante este acuerdo se comprometen, entre otros asuntos, a «trabajar en materia de memoria, justicia y reparación» y quieren «propiciar un clima político de entendimiento que mire al futuro, pero sin olvidar el pasado, desde la convicción política y ética de que es necesario el reconocimiento y reparación de las víctimas del terrorismo generadas por la violencia de ETA».

Para hacer de Pamplona «una ciudad de convivencia», según ha explicado Zabaleta, ambos partidos se comprometen a impulsar todas aquellas iniciativas que hagan de Pamplona «la ciudad de la memoria, la justicia y la reparación».

En el acuerdo alcanzado «no está la palabra condena, pero sí el reconocimiento de esas víctimas, de esas personas, familias, entre las que ya he dicho que están también muchos compañeros del PSOE», ha dicho Alzórriz al ser preguntado en rueda de prensa por si el pacto incluye una «condena» del terrorismo de ETA.

El «primer plan de convivencia» de Pamplona

El punto de partida del acuerdo entre el PSN y EH Bildu, según Zabaleta, «parte de un diagnóstico compartido sobre el estado de las cosas en esta ciudad, por una parte, compartimos el bloqueo, la parálisis que están suponiendo los gobiernos de UPN para esta ciudad, cinco años sin presupuestos, sin capacidad de llegar a acuerdos con el resto de fuerzas políticas y utilizando el Ayuntamiento de Pamplona para hacer oposición al Gobierno de Navarra».

Dos de los ejes del «acuerdo político» alcanzado por EH Bildu y PSN son el impulso a la convivencia en la ciudad, mediante el primer Plan de Convivencia de Pamplona, y el desarrollo de proyectos que hasta ahora han estado paralizados.

Ambas formaciones se comprometen a colaborar con el Gobierno de Navarra para la elaboración del primer Plan de Convivencia de Pamplona y al «reconocimiento, reparación y no humillación de las víctimas generadas por la violencia de ETA», y también con las de motivación política.

Por otro lado, junto al desarrollo de proyectos «paralizados» durante el mandato de UPN, se comprometen a que Pamplona disponga a la mayor brevedad de unos presupuestos para 2024.

Ibarrola califica al PSN de «miserable»

La alcaldesa, Cristina Ibarrola, ha cargado duramente contra el PSN, al que ha acusado de llevar a cabo el pacto que tenía «desde hace seis meses» y que «si tuvieran un poco de decencia no habrían podido sobrellevar».

En una rueda de prensa, Ibarrola ha instado a la actual presidenta de Navarra, María Chivite, al secretario de Organización del PSN, Ramon Alzórriz, al secretario de Organizacion del PSOE, Santos Cerdán, a la exportavoz del PSOE en el Ayuntamiento navarro y actual ministra, Elma Saiz y al propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «a salir a las calles del Pamplona y hablar cara a cara con los ciudadanos, sean valientes y les digan lo poco que les importa esta ciudad».

Fuente: Agencias