El PSOE pide a Ábalos que entregue su acta de diputado en 24 horas por «responsabilidad política» en el ‘caso Koldo’

0 20

La Ejecutiva Federal del PSOE ha pedido «por unanimidad» al diputado socialista y exministro de Transportes José Luis Ábalos que entregue su acta de diputado en el Congreso en 24 horas, a raíz de la supuesta trama de comisiones ilegales que afecta a su exasesor en el llamado Caso Koldo‘. Además, el partido impulsará una comisión de investigación en la Cámara Baja sobre irregularidades en contratos de material sanitario en la pandemia.

«Nosotros no nos erigimos en jueces, no juzgamos y no somos fiscales pero consideramos que existe una responsabilidad política y por ello esperamos que la entrega del acta se produzca en las próximas 24 horas, así se lo hemos comunicado», ha explicado la portavoz del PSOE, Esther Peña, en la rueda de prensa posterior a la Ejecutiva socialista.

Y es que Ábalos era ministro de Transportes cuando su entonces asesor, Koldo García, habría intermediado a cambio de comisiones irregulares para la adjudicación de contratos de mascarillas de órganos dependientes de este ministerio a la trama. Peña ha incidido en que, a pesar de que «no está investigado, ni señalado, ni imputado, ni su nombre figura en la investigación», tiene una «responsabilidad política».

En la reunión de la Ejecutiva socialista no ha participado este lunes el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que está en Barcelona para la inauguración del Mobile World Congress, y la posible dimisión de Ábalos ha sido el tema central del encuentro.

Peña ha admitido que «son varias personas las que han hablado con Ábalos estos días«: «Es evidente». Ha respondido así por la presión de los últimos días en el entorno del PSOE sobre el exministro de Transportes. Pero ha dejado claro que «esta decisión la tiene que tomar él«, ya que el escaño es nominal y no pertenece al partido. «Debe ser fruto de la reflexión personal, pero estoy segura de que hará lo mejor para el partido«, ha proseguido Peña.

Fuentes socialistas a RTVE informan de que esta decisión de la Ejecutiva no estaba pactada con Ábalos y que desconocen cuál será su decisión. También dicen que, si no deja el acta, tendrá que abandonar el Grupo Parlamentario Socialista.

Este sábado, en una entrevista en El País, el propio Ábalos aseguró que pensará la dimisión con su partido y afirmó que su acusación «es política y mediática» pero no judicial.

El PSOE impulsará una comisión de investigación

Además, Peña ha anunciado que de «manera inmediata el Partido Socialista va a registrar en el Congreso de los Diputados una comisión de investigación para analizar la compra de material sanitario desde las Administraciones Públicas en la época de la pandemia del coronavirus». Y la primera tarea, ha destacado, será analizar el ‘caso Koldo’, aunque ha dejado claro que no es el único caso de irregularidades en contratos de material sanitario durante la pandemia.

A este respecto, la portavoz socialista ha subrayado que “no todos los partidos son iguales”. Así, ha dicho sentirse “orgullosa” de un partido que es “capaz de poner por delante todo lo que tiene para acabar con la sinvergonzonería de algunos y la inacción de otros”, y ha lanzado un dardo al Partido Popular: “No como el PP, que nunca toma medidas”. En este punto, ha recordado “el caso del comisionista del hermano de Ayuso”. Se ha referido así al caso relativo al hermano de la presidenta madrileña, que acabó archivado.

«Espero que, en aras a la dignidad, la verdad y la justicia, ningún partido se oponga» a la comisión de investigación, ha manifestado.

Una presión sobre Ábalos que ha ido en aumento los últimos días

La presión ha ido aumentando sobre Ábalos en los últimos días. «Siempre hemos tenido claros cuáles son los principios éticos, sobre todo con el secretario general, Pedro Sánchez. Las conductas y las exigencias éticas han sido máximas, no solo en los discursos, sino también en los hechos», ha dicho a su llegada a la reunión la secretaria de Estudios y Programas, Idoia Mendía.

El sábado, Sánchez dijo en un acto sin llegar a mencionarlo que será implacable contra la corrupción «caiga quien caiga». Y la presión no solo ha provenido del PSOE sino también del propio Ejecutivo.

Fuente: Agencias