El Senado reprueba al fiscal general del Estado y exige al Gobierno su cese por “servilismo descarado”

La reprobación ha salido con la mayoría absoluta del PP, que denuncia los "incumplimientos graves y reiterados" del fiscal

0 6

El Senado, con la mayoría absoluta del PP, ha reprobado al fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, y ha exigido al Gobierno que le cese de «inmediato» por sus «incumplimientos graves y reiterados» y por su “indignidad” y su “servilismo descarado” al Ejecutivo.

La votación ha salido adelante con 144 votos del Partido Popular y Vox, 97 en contra del PSOE y la Izquierda Confederal, y 19 abstenciones, todas ellas de los socios del Gobierno de Pedro Sánchez, ERC, Junts, PNV y Bildu.

Ha sido la senadora ‘popular’ María Asunción Mayo Fernández la que ha defendido la moción del Partido Popular que insta al Ejecutivo proponer la destitución de García Ortiz y la designación de un nuevo fiscal general del Estado.

Esto no es un ataque personal al señor García, que ya se desacredita a él solo”, ha comenzado su intervención. “Tampoco buscamos desgastar al Gobierno, suponiendo que tenemos uno de verdad”, ha proseguido, acusando al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de “arrogarse todos los poderes” del Estado y de “manosear, colonizar y desprestigiar todas las instituciones a su alcance!.

Mayo cree que “los incumplimientos” del fiscal respecto a sus funciones “son graves y reiterados” y que hay “causas acreditadas” para el cese de una persona a la que ha reprochado su “falta de transparencia, de prestigio y de auctoritas” y su “servilismo descarado al Gobierno”.

A este respecto, ha subrayado que la principal causa es que “ha sido desautorizado tres veces” por el Tribunal Supremo y porque es el primer fiscal de la democracia a quien el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuyo mandato lleva caducado cinco años y responde a la mayoría absoluta del PP de 2013, “considera no idóneo”. «Si tuviera la más mínima dignidad ayer mismo habría dimitido», ha proseguido la senadora, porque «el Supremo le ha dado un nuevo varapalo» por sus «nombramientos afines».

Se ha referido a que el tribunal ha tumbado este martes el nombramiento de su antecesora en el cargo, Dolores Delgado, como fiscal de Sala de Derechos Humanos y Memoria Democrática, a su juicio «nombramientos afines». También ha destacado la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de investigar la querella del empresario Alberto González Amador, pareja de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, contra dos fiscales por presunta revelación de secretos. «Saquen sus sucias manos de la instituciones y cesen al fiscal general», ha dicho por su parte la ‘popular’ María José Pardo.

El PSOE reprocha el «ataque» del PP y destaca el «currículum brillante» del fiscal

Desde el PSOE, José María Oleaga ha destacado «el currículum brillante» del fiscal general asegurando que «este ataque» no tiene nada que ver con sus alegaciones sino con que García Ortiz fue el fiscal del caso Prestige. «Deben respetar al fiscal general, abandonar los bulos, la confrontación y la descalificación».

En cuanto al resto de grupos, Vox ha reclamado el cese «por los escándalos protagonizados» mientras que Izquierda Confederal ha anunciado su voto en contra y Junts su abstención.

Precisamente, la reprobación llega en uno de los momentos más delicados para García Ortiz desde que asumió su segundo mandato al frente de la Fiscalía General el pasado enero, tras los dos importantes reveses judiciales que vivió este martes.

Los varapalos del Supremo al fiscal y el cuestionamiento de las asociaciones

La decisión del Supremo de tumbar el nombramiento de Delgado como fiscal de Sala de Derechos Humanos y Memoria Democrática apunta directamente a García Ortiz y se trata del segundo nombramiento que el alto tribunal anula a Delgado, una vez que ya invalidó su designación para la fiscalía togada del Supremo el pasado noviembre al alegar que el fiscal general incurrió en «desviación de poder».