El Tribunal Supremo de Arizona reactiva la prohibición del aborto impuesta en el siglo XIX

0 6

El máximo tribunal de Arizona ha reactivado este martes una ley que data de 1864 y que prohíbe el aborto en prácticamente todos los casos, lo que supone un nuevo revés para los derechos reproductivos en un estado donde el procedimiento ya estaba prohibido a partir de las 15 semanas de embarazo.

El Tribunal Supremo de Arizona ha fallado por 4-2 a favor de un obstetra contrario al aborto y de un fiscal del condado que asumieron la defensa de la ley después de que el fiscal general demócrata del estado se negara a hacerlo.

El juez John López, que como todos los miembros del tribunal fue nombrado por un gobernador republicano, ha escrito que, hasta la fecha, la legislatura del estado «nunca ha creado afirmativamente un derecho al aborto electivo, ni lo ha autorizado de forma independiente».

Un fallo «inconcebible» para los demócratas

El alto tribunal estatal ha levantado la suspensión de la aplicación de la ley del siglo XIX, pero solo permitirá que se aplique de forma prospectiva. Asimismo, ha suspendido la aplicación de su decisión durante 14 días para permitir a las partes plantear las cuestiones pendientes ante el tribunal de primera instancia.

La fiscal general de Arizona, la demócrata Kris Mayes, ha calificado en un comunicado el fallo de «inconcebible y una afrenta a la libertad», y ha recalcado que no procesará a ningún médico ni a ninguna mujer en virtud de la «draconiana ley».

«La decisión de hoy de reimponer una ley de una época en la que Arizona no era un estado, la Guerra Civil estaba en su apogeo, y las mujeres ni siquiera podían votar, pasará a la historia como una mancha en nuestro estado», ha dicho.

Aunque Mayes ha afirmado que no aplicará la ley, los fiscales locales sí podrían hacerlo. Uno de ellos, el fiscal republicano del condado de Yavapai, Dennis McGrane, había intervenido en el litigio para defender la ley con el fin de hacerla cumplir.

Nuevo revés jurídico para el derecho al aborto

La sentencia ha supuesto el último revés jurídico para el derecho al aborto, tras el fallo de la semana pasada del Tribunal Supremo de Florida, que despejó el camino para que entrara en vigor una ley respaldada por los republicanos que prohibía el aborto después de las seis semanas de embarazo.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos, de mayoría conservadora, anuló en junio de 2022 la histórica sentencia Roe contra Wade (1973), que había hecho del acceso al aborto un derecho constitucional en todo el país.

El presidente demócrata, Joe Biden, ha tildado en un comunicado la sentencia de Arizona de «resultado de la agenda extrema de los funcionarios electos republicanos que están comprometidos con arrancar la libertad de las mujeres«.

«Millones de arizonenses vivirán pronto bajo una prohibición del aborto aún más extrema y peligrosa, que no protege a las mujeres ni siquiera cuando su salud está en peligro o en casos trágicos de violación o incesto», ha afirmado.

Fuente: Agencias