Familiares de rehenes bloquean autopista en Tel Aviv demandando un acuerdo en Gaza

0 4

Varios familiares de los 116 rehenes que continúan retenidos en la Franja de Gaza casi 9 meses después del ataque de Hamás bloquearon este jueves la autopista Ayalon en Tel Aviv demandando un acuerdo para la liberación de sus seres queridos y el fin del gobierno de Benjamín Netanyahu.

Un grupo cercano a una decena de personas contaron los carriles repletos de vehículos durante unos veinte minutos, sujetando en alto una banda en la que podía leerse: «Basta ya del Gobierno de la destrucción».

Esta protesta ha sido emulada de forma minoritaria en otros puntos del país como en la carretera 4, a la altura de Netanya, donde un grupo de personas ha quemado neumáticos y exigido tanto un acuerdo de tregua como elecciones anticipadas.

Esto se produce horas después de que anoche, el grupo islamista Hamás confirmarse haber enviado a los mediadores, Egipto y Catar, una respuesta actualizada a la última propuesta de tregua, que fue compartida con la contraparte israelí que la está estudiando en estos momentos.

Varios medios israelíes aseguraron hoy que se trata de una propuesta positiva sobre la que «se podría trabajar» hacia un acuerdo de tregua, dijo una fuente cercana a las negociaciones a la emisora pública Kan.

Otros medios, como el diario Yedioth Ahronoth, aludieron hoy a tensiones entre el grupo negociador y la Oficina del primer ministro, después de que altos funcionarios supuestamente culparan a Netanyahu y a sus ministros extremistas de intentar frustrar cualquier acuerdo sobre rehenes.

Familiares de rehenes como Simona Steinbrecher, madre de la cautiva Doron tomada del kibutz Kfar Aza el pasado 7 de octubre, demandaron a Netanyahu que no «torpedee» la posibilidad de alcanzar un acuerdo.

«Hay rehenes que están muriendo y cada día tememos que más sean asesinados en cautiverio», dijo hoy Steinbrecher a la emisora pública israelí. «Muchas veces ha habido la sensación de que pronto se llegaría a un acuerdo, y cada vez alguien lo torpedea», añadió.

Desde hace meses, cada sábado, familiares y activistas antigubernamentales se echan a las calles en busca de que el Gobierno israelí les escuche y retorne a los cautivos. Según estimaciones estadounidenses, solo medio centenar seguiría con vida en Gaza.

Fuente: Agencias