Fiscal de la TPI solicita orden de detención contra dirigentes israelíes y de Hamás, incluido Netanyahu

HERZLIYA, ISRAEL - DECEMBER 8: Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu attends the funeral for First Sergeant Major Gal Meir Eisenkot, 25 years old, at the Herzliya cemetery on December 8, 2023 in Herzliya, Israel. The Israel Defense Forces said the 25-year-old major, son of the cabinet minister and former army chief Gadi Eisenkot, died on Thursday in Gaza. Over two months have passed since the Oct. 7 attacks by Hamas that sparked a retaliatory ground and air campaign by Israel in Gaza. (Photo by Alexi J. Rosenfeld/Getty Images)
0 8

El fiscal jefe de la Corte Penal Internacional declaró el lunes que está solicitando órdenes de detención contra líderes israelíes y de Hamás, incluido el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, en relación con sus acciones durante la guerra de siete meses entre Israel y Hamás.

Karim Khan declaró que cree que Netanyahu, su ministro de Defensa Yoav Gallant y tres dirigentes de Hamás —Yehia Sinwar, Mohammed Deif e Ismail Haniyeh— son responsables de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en la Franja de Gaza e Israel.

El fiscal debe solicitar las órdenes de detención a una sala de instrucción compuesta por tres jueces, que tardan un promedio de dos meses en examinar las pruebas y determinar si el proceso puede seguir adelante.

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Israel Katz, declaró que la decisión del fiscal jefe de solicitar órdenes de detención contra los dirigentes israelíes es «una desgracia histórica que se recordará siempre».

Dijo que formaría un comité especial para luchar contra cualquier acción de este tipo y que trabajaría con los líderes mundiales para garantizar que no se ejecuta ninguna orden de este tipo contra los líderes de Israel.

Benny Gantz, ex jefe militar y miembro del Gabinete de Guerra de Israel con Netanyahu y Gallant, criticó duramente el anuncio de Khan, diciendo que Israel lucha con «uno de los más estrictos» códigos morales y tiene un poder judicial robusto capaz de investigarse a sí mismo.

«El Estado de Israel está librando una de las guerras más justas de la historia moderna tras la reprobable masacre perpetrada por el terrorista Hamás el 7 de octubre», dijo. «La postura del fiscal de solicitar órdenes de detención es en sí misma un crimen de proporciones históricas que se recordará durante generaciones».

El grupo militante Hamás denunció la petición del fiscal de la CPI de solicitar la detención de sus líderes.

En un comunicado, Hamás acusó al fiscal de intentar «equiparar a la víctima con el verdugo». Dijo que tiene derecho a resistir la ocupación israelí, incluida la «resistencia armada».

También criticó al tribunal por solicitar la detención de solo dos dirigentes israelíes y dijo que debería solicitar órdenes de detención contra otros dirigentes israelíes.

Se cree que Sinwar y Deif están escondidos en Gaza mientras Israel intenta localizarlos. Pero Haniyeh, líder supremo del grupo militante islámico, reside en Qatar y viaja con frecuencia por la región.

Israel lanzó su guerra en respuesta a un ataque transfronterizo perpetrado por Hamás el 7 de octubre en el que murieron unas 1200 personas, en su mayoría civiles, y otras 250 fueron tomadas como rehenes. La ofensiva israelí ha matado a más de 35,000 palestinos, al menos la mitad de ellos mujeres y niños, según las últimas estimaciones de las autoridades sanitarias de Gaza. La ofensiva israelí también ha desencadenado una crisis humanitaria en Gaza, desplazando aproximadamente al 80% de la población y dejando a cientos de miles de personas al borde de la inanición, según funcionarios de la ONU.

Refiriéndose a las acciones israelíes, Khan declaró en un comunicado que «los efectos del uso de la inanición como método de guerra, junto con otros ataques y castigos colectivos contra la población civil de Gaza son agudos, visibles y ampliamente conocidos. … Incluyen desnutrición, deshidratación, profundo sufrimiento y un número creciente de muertes entre la población palestina, incluidos bebés, otros niños y mujeres».

Las Naciones Unidas y otras agencias de ayuda han acusado repetidamente a Israel de obstaculizar las entregas de ayuda durante toda la guerra. Israel lo niega, afirma que no hay restricciones a la entrada de ayuda en Gaza y acusa a Naciones Unidas de no distribuir la ayuda. La ONU afirma que los trabajadores humanitarios han sido objeto de disparos israelíes en repetidas ocasiones y que los continuos combates y el vacío de seguridad han impedido las entregas.

Sobre las acciones de Hamás del 7 de octubre, Khan, que visitó la región en diciembre, dijo que vio por sí mismo «las escenas devastadoras de estos ataques y el profundo impacto de los crímenes desmedidos imputados en las demandas presentadas hoy. Hablando con los supervivientes, escuché cómo el amor dentro de una familia, los lazos más profundos entre un padre y un hijo, fueron contorsionados para infligir un dolor insondable mediante una crueldad calculada y una insensibilidad extrema. Estos actos exigen responsabilidades».

Tras un breve periodo de apoyo internacional a su guerra, Israel se ha enfrentado a críticas crecientes a medida que la guerra se ha prolongado y el número de muertos ha aumentado.

Israel también se enfrenta a un caso sudafricano en la Corte Internacional de Justicia que acusa a Israel de genocidio. Israel niega esas acusaciones.

La petición de Khan de que se dicten órdenes de detención en el conflicto entre Israel y Gaza se produce 14 meses después de que el tribunal dictara una orden de detención contra el Presidente ruso Vladimir Putin por crímenes de guerra, acusándolo de responsabilidad personal en los secuestros de niños en Ucrania.

Fuente: Agencias