Hamás dice que acepta el alto al fuego propuesto por Egipto y Catar

0 5

Hamás aceptó una propuesta de alto al fuego en Gaza el 6 de mayo, después de que las Fuerzas de Defensa de Israel comenzaran a lanzar ataques aéreos en secciones orientales de Rafah.

El grupo terrorista emitió un comunicado en el que su jefe, Ismail Haniyeh, informó al primer ministro de Catar y al jefe de inteligencia de Egipto aceptando la propuesta.

No se revelaron detalles inmediatos. Israel no ha emitido ninguna declaración en respuesta.

El Departamento de Estado de Estados Unidos confirmó: «Hamás emitió una respuesta».

«Estamos revisando esa respuesta ahora y discutiéndola con nuestros socios en la región», dijo un portavoz.

Las autoridades israelíes ordenaron a los civiles palestinos que evacuaran la parte oriental de la ciudad en preparación para una actividad a gran escala.

Las Fuerzas de Defensa de Israel emitieron un comunicado en X afirmando que se amplió un área humanitaria en la cercana Al-Mawasi para dar cabida a los crecientes niveles de ayuda que ingresan a la región, y que los civiles en áreas específicas del este de Rafah serían guiados hasta allí. Esas indicaciones se difundirán en árabe mediante volantes, mensajes SMS, llamadas telefónicas y emisiones en los medios de comunicación.

«Las FDI continuarán yendo detrás de Hamás por todas partes de Gaza hasta que todos los rehenes que mantienen en cautiverio regresen a casa», dijeron.

El lunes se reportaron ataques aéreos en la parte oriental de Rafah antes de que se diera a conocer la aceptación de Hamás a la propuesta de Egipto y Catar.

«El propósito de la acción en Rafah es destruir los últimos cuatro batallones de Hamás en Rafah», dijo el portavoz del gobierno israelí, David Mercer. «No podemos dejarlos ahí. Han declarado muy, muy claramente que volverán a formarse, que volverán a tomar Gaza y llevarán a cabo el 7 de octubre una y otra y otra vez».

El presidente Biden «reiteró su posición clara» a Netanyahu respecto a una invasión de Rafah durante la llamada de esta mañana, según la Casa Blanca, y Netanyahu acordó garantizar que el cruce de Kerem Shalom estuviera abierto para la asistencia humanitaria.

La posición del presidente ha sido que su administración no apoyaría la operación de Israel en Rafah si no existe un plan de acción para proteger a los civiles allí. Instó a los palestinos a liberar a los más de 130 rehenes que aún están secuestrados desde que Hamás lanzó su ataque el 7 de octubre de 2023.

El presidente Biden también actualizó a Netanyahu sobre los esfuerzos para garantizar un acuerdo sobre rehenes, incluidas las conversaciones de hoy en Doha, Catar.

«Hay una manera diferente de abordar la amenaza de Hamás en Rafah y tener éxito en garantizar la defensa y la seguridad de Israel a largo plazo», dijo el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, el 29 de abril.

Sin embargo, Netanyahu también dejó claro que la única manera de derrotar a Hamás era eliminar el «remanente de batallones» en Rafah.

El 30 de abril reafirmó que Rafah seguía siendo un objetivo militar.

«La idea de que detendremos la guerra antes de lograr todos sus objetivos está fuera de discusión», dijo Netanyahu, según un comunicado de su oficina. «Entraremos en Rafah y eliminaremos allí a los batallones de Hamás, con o sin acuerdo, para lograr la victoria total».

También dijo que Israel lo haría con o sin Estados Unidos.

«Le dije que espero que hagamos esto con el apoyo de Estados Unidos, pero si es necesario, lo haremos solos», dijo el primer ministro.

Las negociaciones para un alto al fuego han fracasado desde que se concedió una pausa de una semana a cambio de algunos de los rehenes en noviembre pasado.

Desde el ataque de Hamás el 7 de octubre de 2023, que dejó más de 250 rehenes y 1200 muertos, Israel declaró la guerra para erradicar a Hamás. Más de 34,000 palestinos han muerto como resultado, afirma el Ministerio de Salud liderado por Hamás.

Fuente: Agencias