Hunter Biden es imputado por 9 cargos de evasión fiscal tras indagaciones del abogado especial

0 24

Un gran jurado de California presentó una imputación de nueve cargos contra Hunter Biden, el hijo del presidente Joe Biden, acusándolo de tres delitos fiscales graves y seis delitos fiscales menores.

El jueves por la noche, el abogado especial, David Weiss, anunció una imputación que alega que el Sr. Biden gastó millones en un estilo de vida lujoso y drogas en lugar de cumplir con sus obligaciones tributarias entre 2016 y 2019, por un total de al menos 1.4 millones de dólares.

En lugar de pagar sus impuestos, el Sr. Biden “gastó este dinero en drogas, acompañantes y novias, hoteles de lujo y propiedades de alquiler, autos exóticos, ropa y otros artículos de naturaleza personal, en resumen, todo menos sus impuestos”, se lee en la imputación.

Según el Sr. Weiss, los cargos incluyen tres acusaciones de no pagar impuestos por los años 2016, 2017 y 2019, y tres acusaciones de no presentar declaraciones de impuestos por los años 2017 y 2018.

“El acusado gastó millones de dólares en un estilo de vida extravagante, al mismo tiempo que optó por no pagar sus impuestos”, se lee en la imputación.

En la imputación se señalan los gastos del Sr. Biden durante estos años, incluidos USD 1 millón en 2016, USD 1.4 millones en 2017, USD 1.8 millones en 2018 y USD 600,000 en 2019.

Además, el Sr. Biden enfrenta cargos de evasión fiscal, presentación de una declaración falsa y presentación de una declaración falsa para su empresa, Owasco PC, para el año fiscal 2018.

Las supuestas acciones del Sr. Biden implicaron un esfuerzo deliberado para evitar el pago de impuestos, incluida la subversión del proceso de retención de impuestos y nómina de su propia empresa al retirar millones fuera de los procedimientos establecidos, según la acusación.

Además de supuestamente reclamar deducciones falsas en 2018 para reducir su obligación tributaria, los fiscales alegan que Hunter Biden intencionalmente no pagó sus impuestos a tiempo entre 2016 y 2019 y no presentó a tiempo sus declaraciones de impuestos de 2017 y 2018.

Si es declarado culpable por todos los cargos, el hijo del presidente podría enfrentar una pena máxima de 17 años de prisión.

The Epoch Times se puso en contacto con el abogado de Biden, la Casa Blanca y el Departamento de Justicia (DOJ) para solicitar comentarios.

La nueva acusación se produjo después de que en julio fracasara un acuerdo de culpabilidad al que el Sr. Biden llegó con los fiscales, debido al escrutinio de un juez.

El acuerdo, revelado en junio, implicó que el hijo del presidente se declarara culpable de no pagar intencionalmente los impuestos federales sobre la renta de 2017 y 2018. También significaba que habría admitido un cargo de delito grave por posesión de armas como parte de un acuerdo de desviación previa al juicio. Estos programas de desvío permiten a los acusados conseguir que se desestimen los cargos si cumplen determinados criterios.

Sin embargo, en la audiencia de julio, la jueza de distrito estadounidense, Maryellen Noreika, designada por Trump, dijo que no podía aceptar el acuerdo, que vinculaba los delitos fiscales con la resolución de cargos por posesión de armas. Finalmente, el Sr. Hunter se declaró inocente.

Se esperaba ampliamente que el Sr. Hunter Biden evitara la pena de prisión en virtud del extinto acuerdo de culpabilidad, lo que provocó la ira de los republicanos, quienes alegaron que el hijo del presidente estaba siendo tratado con guantes de seda.

Los republicanos iniciaron investigaciones en el Congreso sobre el manejo de esta investigación por parte del Departamento de Justicia, que según unos denunciantes, fue lenta, así como sobre los negocios extranjeros de Hunter Biden y la participación del presidente Joe Biden en ellos.

El presidente Biden ha negado sistemáticamente su participación en los negocios de su hijo.

Después de que fracasara el acuerdo de culpabilidad, los fiscales presentaron contra el Sr. Biden tres cargos federales por posesión de armas, alegando que mintió sobre su consumo de drogas para comprar un arma que poseyó durante 11 días en 2018. La ley federal prohíbe la posesión de armas por parte de “consumidores habituales de drogas”.

En un borrador del acuerdo de culpabilidad frustrado, se hizo referencia al historial de abuso de drogas de Biden. Se señaló que su abuso de sustancias empeoró durante parte del período en el que eludió el pago de impuestos. Este período siguió a la muerte de su hermano, Beau Biden, en 2015.

Entre 2017 y 2018, Biden ganó más de USD 2.2 millones en honorarios comerciales y de consultoría de una empresa que formó con los directores ejecutivos de un conglomerado empresarial chino y la empresa energética ucraniana Burisma, y según los fiscales, durante ese período no pagó sus impuestos sobre un total de alrededor de USD 4 millones en ingresos personales.

Finalmente, el Sr. Biden presentó sus declaraciones de impuestos entre febrero y octubre de 2020, según su acusación, y los impuestos atrasados fueron pagados por un “tercero” al año siguiente.

Fuente: The Epoch Times en español