Jamenei nombra al vicepresidente Mokhber como presidente temporal de Irán tras la muerte de Raisi

0 7

El líder supremo de Irán, Ali Jamenei, aprobó el lunes al primer vicepresidente del país, Mohammad Mokhber, como presidente temporal.

El Sr. Mokhber presidirá un consejo temporal hasta que se elija un nuevo presidente.

El presidente iraní, Ebrahim Raisi, y su séquito murieron en un accidente de helicóptero en la provincia de Azarbaiyán Oriental, en el noroeste del país, el 19 de mayo, según una declaración emitida por el gabinete de Irán el lunes.

El gabinete emitió una declaración, indicando que «aseguramos a nuestra leal y apreciada y amada nación que el camino del servicio continuará con el incansable espíritu del ayatolá Raisi, el héroe y el servidor de la nación y el fiel amigo del liderazgo».

El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hossein Amirabdollahian, el gobernador de la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental, otros funcionarios y guardaespaldas también murieron en el accidente, informó la agencia estatal de noticias IRNA.

El artículo 131 de la Constitución iraní establece que «en caso de fallecimiento, destitución, dimisión, ausencia o enfermedad del presidente durante más de dos meses, o en caso de que el mandato de la presidencia haya concluido y el nuevo presidente no haya sido elegido aún debido a obstáculos u otros asuntos similares, el vicepresidente asume los poderes y responsabilidades con la aprobación del líder supremo. Un consejo formado por el presidente del parlamento, el jefe del poder judicial y el vicepresidente estará obligado a organizar la elección de un nuevo presidente en un plazo máximo de 50 días».

Burzine Waghmar, miembro del Centro de Estudios Iraníes de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres, declaró a The Epoch Times en un correo electrónico que, según el artículo 131, el Sr. Mokhber debe convocar un «consejo presidencial temporal» formado por él mismo como vicepresidente, el jefe del poder judicial y el presidente del Parlamento. Las elecciones para elegir al próximo presidente deben celebrarse en un plazo de 50 días.

Elecciones falsas

Los expertos, sin embargo, advierten de que las elecciones en Irán son en su mayoría una farsa, ya que el poder real para elegir a un presidente lo tienen el líder supremo y su «Consejo de Guardianes» de 12 miembros, que es nombrado constitucionalmente y tiene el mandato de aprobar o descalificar a los candidatos que quieran presentarse a las elecciones locales, parlamentarias, presidenciales o a la Asamblea de Expertos.

Hamid Bahrami, un analista geopolítico de origen iraní afincado en Europa, dijo a The Epoch Times en una llamada telefónica que el régimen tendrá serios problemas para sustituir al Sr. Raisi, ya que él era popular entre los partidarios de la línea dura, que estaban unidos bajo su liderazgo.

«Si Jamenei quiere continuar con su política exterior e interior, el actual presidente del Parlamento [Mohammad Ghalibaf] es una opción, pero muchos partidarios de la línea dura le odian y es conocido por su corrupción, y si Jamenei quiere cambiar de rumbo, Ali Larijani, expresidente del Parlamento de Irán, es una opción óptima», dijo el Sr. Bahrami.

Según el Sr. Waghmar, el Sr. Ghalibaf es políticamente ambicioso y es conocido por haber albergado ambiciones presidenciales cuando el Sr. Raisi estaba vivo.

«Así que, Jamenei podría acabar pidiéndoselo a Ghalibaf para evitar unas elecciones en un momento de crisis socioeconómica en el que la credibilidad de la República Islámica está realmente en su punto más bajo, tanto dentro como fuera del país».

No deben esperarse ningún tipo de cambio en la política exterior, ya que continuará la resistencia de línea dura de Irán a las «potencias de la arrogancia mundial, Occidente», según el Sr. Waghmar.

«Jamenei seguirá teniendo la última palabra al respecto, incluso después de que se nombre a un nuevo ministro de Asuntos Exteriores, ya que la muerte de FM Abdollahian se confirmó ahora también en el mismo helicóptero».

Fuente: Agencias