Judíos ultraortodoxos protestan contra nueva normativa israelí sobre servicio militar obligatorio

0 5

Cientos de judíos ultraortodoxos bloquearon el jueves durante dos horas una importante autopista del centro de Israel para protestar por una reciente decisión de la Corte Suprema que ordena a los jóvenes religiosos enlistarse para el servicio militar.

El servicio militar es obligatorio para la mayoría de los hombres y mujeres judíos de Israel. Pero los partidos ultraortodoxos, políticamente poderosos, consiguieron que sus seguidores queden exentos del servicio militar, lo que les permite estudiar en seminarios religiosos.

Este antiguo acuerdo generó un amplio resentimiento entre el público en general, sentimiento que se incrementó durante los ocho meses de guerra contra Hamás en Gaza. Más de 600 soldados murieron y decenas de miles de reservistas fueron activados, poniendo a prueba carreras, negocios y vidas familiares.

Los manifestantes se sentaron en la carretera y se tumbaron en el suelo mientras la policía los sujetaba y los llevaba a rastras. Agentes montados a caballo arremetieron contra la multitud. Muchos manifestantes portaban pancartas y coreaban «¡A la cárcel! ¡No al ejército!».

«Todos vinimos aquí por un objetivo, reflejamos la postura de todo el público ortodoxo», dijo un joven, identificándose sólo por su nombre de pila, Ozer. «Todo el público ortodoxo prefiere ir a la cárcel y no al ejército».

Los ultraortodoxos ven su estudio religioso a tiempo completo como su aporte a la protección del Estado. Muchos temen que un mayor contacto con la sociedad secular a través del ejército aleje a los adeptos de la estricta observancia de la fe.

La Corte Suprema ordenó esta semana al gobierno que empiece a reclutar hombres ultraortodoxos, alegando que el sistema de exenciones es desigual.

La decisión podría provocar el colapso del gobierno del Primer Ministro Benjamin Netanyahu. Los partidos ultraortodoxos y sus seguidores se oponen a cualquier cambio en el sistema.

Los ultraortodoxos representan aproximadamente el 13 por ciento de la población israelí. Pero en el fragmentado sistema político del país, ejercen un poder político significativo y a menudo actúan como reyes políticos.

Estos partidos son miembros clave de la coalición de gobierno de Netanyahu y podrían forzar nuevas elecciones si deciden abandonar el gobierno.

Los líderes ultraortodoxos aún no precisan si abandonarán el gobierno, pero sus seguidores programaron una gran protesta en Jerusalén el domingo.

Fuente: Agencias