La Comunidad adelanta la época de peligro alto del Plan Infomur y despliega desde hoy todos sus medios de vigilancia y extinción

0 4

La Comunidad Autónoma de la Región de Murcia adelanta la época de peligro alto del Plan Especial de Protección Civil de Emergencia para Incendios Forestales (Plan Infomur) y desde hoy despliega todos sus medios de vigilancia y extinción como medida de prevención. Esta decisión se toma por el alto índice de riesgo de incendio forestal debido a las altas temperaturas y ausencia de precipitaciones registradas durante las semanas anteriores.

Esta fue la decisión adoptada por el consejero de Medio Ambiente, Mar Menor, Universidades e Investigación, Juan María Vázquez, que para ello tuvo que aprobar la modificación del Plan Infomur y que hoy se ha presentado en Fortuna. «Contempla la ampliación de la época de peligro alto del mismo, que ahora comienza el 15 de mayo -quince días antes de lo habitual-, y finaliza el 30 de septiembre. Esto supone el despliegue de todo el operativo de vigilancia y extinción desde esta mañana», dijo.

La razón por la que se adelanta el plan se basa en datos objetivos. Hasta la fecha, durante 2023 se han producido 49 incendios forestales con un total de superficie forestal afectada de 19,32 hectáreas, y marzo, abril y lo va de mayo han sido meses especialmente duros en este sentido. Unas cifras muy superiores a las del año pasado por estas fechas, con 21 incendios y 4,92 hectáreas afectadas.

El Plan Infomur establece la organización jerárquica y funcional y los procedimientos de actuación destinados a proteger a personas, bienes y medio ambiente en caso de incendio forestal. Moviliza a más de 450 personas entre sus dispositivos de vigilancia, detección y extinción.

La vigilancia corre a cargo de 20 puntos fijos de observación ubicados en lugares estratégicos y, a partir del 1 de junio, también de 33 parejas de Protección Civil (2 en Lorca y 2 en Murcia) de 31 municipios, que patrullan sus áreas de influencia. Además, un helicóptero de vigilancia y coordinación sobrevuela a diario los principales espacios naturales de la Región y envía imágenes al Centro de Coordinación. En caso de ocurrir un incendio que implique la actuación de más de un medio aéreo, actúa como aeronave de coordinación.

En cuanto al operativo de extinción, se cuenta con tres helicópteros que, además de su capacidad de descarga de agua, pueden transportar brigadas forestales a las zonas de difícil acceso por tierra. Tienen base en Alcantarilla, Sierra de la Pila (Abarán) y Zarcilla de Ramos (Lorca), además de un cuarto helicóptero bombardero, de titularidad del Estado, con base de La Alberquilla (Caravaca de la Cruz).

Por tierra, hay 19 brigadas forestales de defensa contra incendios, 4 brigadas de intervención rápida, 9 brigadas municipales de pronto auxilio, más los bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia y de los servicios de extinción de incendios de los ayuntamientos de Murcia y Cartagena.

Juan María Vázquez destacó que «más del 75 por ciento de los incendios forestales ocurridos el pasado año en la Región fueron causados por el hombre, bien por negligencia o de forma intencionada, aunque los dos mayores incendios en 2022, ambos en agosto y en el municipio de Jumilla, fueron provocados por los rayos».

Mejoras en la operatividad

El Plan Infomur contiene este año un apartado sobre coordinación aérea que mejora la operatividad cuando intervienen varias aeronaves de extinción. Para el caso de los incendios en interfaz urbano-forestal, sectoriza el mando de la extinción. Además, incluye un Grupo de Planificación y Análisis, responsable de la planificación de las acciones desarrolladas para el control del incendio, así como del análisis de la previsión de su evolución en función de variables como la predicción meteorológica aplicada al área del incendio.

Fuente: CARM