La JEC multa a Sánchez por elogiar a Illa durante su visita a Oriente Medio en la precampaña electoral catalana

0 6

La Junta Electoral Central (JEC) ha impuesto una multa de 1.500 euros a Pedro Sánchez por realizar manifestaciones valorativas y de contenido electoral en una rueda de prensa en Doha durante la campaña electoral de las catalanas y, a la ministra Pilar Alegría, por realizar comentarios «partidistas» en una declaración posterior a un Consejo de Ministros en la misma campaña electoral.

De acuerdo con este órgano, el presidente del Gobierno quebrantó el principio de neutralidad «que todo poder público debe respetar durante el proceso electoral», vulnerando la ley electoral «con la consiguiente merma del principio de igualdad» entre las formaciones políticas que compiten en las elecciones.

La resolución de la JEC se refiere a las declaraciones del presidente del Gobierno durante la citada rueda de prensa celebrada en Doha el 3 de abril con motivo de su viaje oficial a Oriente Próximo.

ERC denunció a Sánchez ante la JEC

Fueron estas declaraciones las que motivaron a ERC a acusar al presidente de haber difundido mensajes políticos «partidistas» al referirse al candidato socialista, Salvador Illa, como la persona «que puede unir y servir ahora mismo» a la sociedad catalana, utilizando así el lema de la propagada electoral del PSC.

Por su parte, la ministra de Educación y Portavoz del Gobierno, Pilar Alegría, ha sido sancionada por sus declaraciones en una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros con «connotaciones electoralistas y apreciaciones críticas sobre el Partido Popular» en plena campaña catalana.

Esta sanción ha tenido lugar a raíz de una denuncia que presentaron desde el Partido Popular al considerar que en la rueda de prensa ofrecida el pasado 7 de mayo tras el Consejo de Ministros se difundieron expresiones con connotaciones electoralistas y apreciaciones críticas sobre esta formación.

El organismo arbitral consideró que las manifestaciones de Alegría en dicha comparecencia suponían una vulneración del deber de neutralidad política que en actos institucionales deben respetar los cargos públicos durante los periodos electorales y optó por abrir un expediente sancionador contra la portavoz.

La ministra socialista presentó alegaciones ante la JEC para que se archivase el expediente o, en su defecto, se concluyese sin imposición de sanción alguna. Alegó que sus declaraciones se formularon «como respuesta a las preguntas formuladas por los periodistas».

Fuente: Agencias