La reparación del muro de la calle Santa Teresa de Cabezo de Torres evitará posibles desprendimientos

0 23

El Ayuntamiento de Murcia, por medio de la Concejalía de Fomento y Patrimonio, que dirige la vicealcaldesa Rebeca Pérez, está ejecutando los trabajos de reparación del muro de la calle Santa Teresa de la pedanía de Cabezo de Torres para evitar que se produzcan posibles desprendimientos en la zona. El proyecto conlleva una inversión municipal superior a los 50.000 euros.

La Concejalía de Fomento ha tramitado las obras por procedimiento de urgencia para devolver cuanto antes la normalidad al entorno y garantizar la seguridad de los usuarios de la vía.

Los trabajos solucionarán los desperfectos producidos como consecuencia de las filtraciones de agua de escorrentía que se produjeron en el trasdós del muro durante un episodio de fuertes lluvias.

Esta actuación cuenta con supervisión arqueológica porque la zona de obra cuenta con la catalogación de Bien de Interés Cultural por formar parte del Sitio Histórico de Monteagudo y Cabezo de Torres.

La vicealcaldesa Rebeca Pérez ha destacado que «este proyecto conllevará una mejora fundamental para los vecinos de Cabezo de Torres porque restablecerá la seguridad y mejorará el paso de los ciudadanos que pasan a diario por esta calle».

Estrategia municipal para fomentar la vertebración territorial

Estos trabajos forman parte de la estrategia municipal para fomentar la vertebración territorial y la cohesión social en los 67 barrios y pedanías de Murcia, ejecutando actuaciones que mejoren la calidad de vida de sus habitantes.

Los operarios proceden a la demolición y el saneo de los restos de muro existentes, así como del pavimento que presenta condiciones inestables. Además, han acondicionado los accesos a la zona de las obras y su posterior reconstrucción. El proyecto recoge la ejecución de un muro de hormigón armado de 7 metros de longitud por 5 metros de altura y su correspondiente cimentación.

A continuación, está planeado levantar un muro de mampostería de 8 metros de largo por 1,1 de alto. Esta estructura se dispondrá sobre el muro de hormigón, que será similar al ya existente en el entorno.

Los trabajos también incluirán el saneado de una franja de 8 metros de largo por 1 metro de ancho del relleno del trasdós del muro situado bajo el firme de la calle de adoquín.

La obra finalizará con la reposición del pavimento de adoquín y la base de hormigón en esa franja de 8 por 1 metros.

Fuente: Ayuntamiento