Las campanas doblan en señal de luto en la República Checa por las 14 víctimas del tiroteo mortal en Praga

0 31

Las campanas han repicado este sábado en toda la República Checa en señal de duelo por las 14 víctimas mortales del tiroteo que tuvo lugar el jueves en la Facultad de Filosofía de Praga.

El país, que celebra este sábado un día de luto nacional, ha guardado a mediodía un minuto de silencio, con las banderas ondenado a media asta y con crespones negros por el peor tiroteo de su historia, después de que un estudiante de 24 años matara a alumnos y profesores antes de suicidarse en un balcón del edificio.

Más de 25 personas fueron trasladadas a hospitales y 13 de ellas sufrieron heridas graves. El motivo de la masacre sigue bajo investigación, pero el ministro Vit Rakusan ha dicho que la Policía no ha descubierto vínculos con ninguna ideología o grupo extremista.

«Un horror enorme»

El arzobispo Jab Graubner ha oficiado una misa de difuntos en la catedral de San Vito, con asistencia del jefe de Estado, Petr Pavel, y de los jefes de las dos cámaras parlamentarias. «Estamos viviendo un horror enorme. Pero es incomparable con lo que sufrieron las víctimas, sus personas cercanas y los heridos«, ha dicho antes de la ceremonia a la cadena pública CT24 el presidente del Senado, Milos Vystrcil.

«No se trata sólo de mejorar la seguridad de las universidades, sino de cómo funcionan los medios de comunicación y cómo educamos a nuestros hijos y nietos», ha añadido el político conservador, tras repetidas llamadas a la prensa realizadas desde el Gobierno para observar discreción a la hora informar sobre la tragedia.

La policía investiga hasta ocho presuntos delitos de desinformación, apología de la violencia y amenazas vertidas en redes sociales y ha detenido ya a varias personas de manera preventiva. Y es que la democracia, ha afirmado Vystrcil, «consiste en encontrar la frontera entre la libertad y su regulación».

Velas en memoria de las víctimas

En el rectorado de la Universidad Carolina, que tiene un amplio ámbito delante, se ha creado una zona de devoción donde muchas personas han encendido velas, algo que también ha ocurrido en la Facultad de Filosofía, donde tuvo lugar la tragedia.

«Somos de una ciudad muy pequeña, cerca de Praga, de Louny, y una vecina de nuestra ciudad murió aquí», ha señalado a Reuters uno de los asistentes a las puertas de la Facultad de Letras. «Era profesora de música. Es muy triste, lo sentimos», ha añadido.

Otra de las asisntentes, Vera Eliaskova, ha contado que su amiga estaba en la facultad durante el tiroteo. «Ella estaba directamente en el cuarto piso. Su colega corrió a la puerta y le dijo que se encerrara y se cubriera. La vi ayer y todavía está temblando».

La Policía aseguró que el tirador mató a su padre en su casa en las afueras de Praga antes de viajar a la ciudad el jueves y el análisis balístico también ha vinculado un arma encontrada en su casa con los asesinatos de un hombre y un bebé la semana pasada.

La República Checa, un país con 10,9 millones de habitantes, tiene una legislación relativamente permisiva en materia de armas y más de 300.000 personas poseen legalmente alrededor de un millón de armas de fuego, principalmente para autodefensa, tiro y caza. Pese a ello, los tiroteos masivos son poco frecuentes y, incluyendo el del jueves, únicamente se han producido dos en la última década.

Fuente: Agencias