Las demandas del campo español al Gobierno: de la sequía a las importaciones de Marruecos o la burocracia

0 78

Después de las protestas agrarias en la Unión Europea (UE), el foco ha vuelto a España. Los agricultores y ganaderos españoles han lanzado una movilización en todo el territorio, con tractoradas y cortes de carreteras, para expresar su «frustración y malestar» por las condiciones y la burocracia de las normativas comunitarias. Todo ello, mientras navegan las dificultades de unos precios elevados por la guerra de Ucrania y la sequía.

El viernes pasado se reunieron con el ministro de Agricultura, Luis Planas, al que reclamaron medidas concretas más allá del diálogo con el sector. El «ambicioso plan de choque» atañe al Gobierno, pero también a Bruselas y a las comunidades autónomas. Estas son sus demandas.

Las importaciones de Marruecos y otros países extracomunitarios

«Los agricultores luchan frente a un mercado desregulado que importa productos agrarios de terceros países a bajo precio que presionan a la baja los de la UE y a los producidos en España. Estas producciones extracomunitarias no cumplen las normativas internas de la UE y representan una contradicción e hipocresía en la actuación política de la UE, entre la política comercial y la política agraria común propia», destacan en su comunicado conjunto la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA), la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA).

El sector habla de una «competencia desleal que pone en jaque la viabilidad de miles de exportaciones en España y Europa», unas palabras que recuerdan a las acusaciones vertidas desde Francia hacia los productores españoles e italianos. Pero aquí, los señalados son otros: dichos «terceros países» extracomunitarios, entre los que suelen mencionar a Marruecos. ASAJA, COAG y UPA piden al Gobierno que aumente los controles en la frontera con el país vecino para garantizar que los productos agrícolas marroquíes importados cumplen con las normativas internas de la UE y las cantidades arancelarias establecidas en el acuerdo de libre comercio.

De este modo, reclaman a Planas más contundencia ante Bruselas para «exigir reciprocidad, mediante cláusulas espejo, en todos los productos agrícolas y ganaderos que entren al territorio UE», así como que el Ministerio cuente con un «observatorio sobre las importaciones».

Fuente: Agencias