López Miras subraya que el 95 por ciento de la deuda de la Región se debe a la infrafinanciación

0 11

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, afirmó hoy que el 95,5 por ciento de la deuda de la Región de Murcia se debe a la infrafinanciación que sufre por parte del Estado. Esta cifra es una de las conclusiones de un estudio sobre la materia realizado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, que se hará público en breve y que también revela que ese déficit de financiación ha generado una deuda histórica de la Administración central con la Región de Murcia que asciende a 11.000 millones de euros.

López Miras adelantó hoy estas cifras durante su intervención en Madrid en el Foro ABC, donde denunció que el actual modelo de financiación es “injusto, insuficiente y caduco”, y “lleva perjudicándonos 15 años”. Por ello, consideró que un nuevo modelo es “vital”, y advirtió de que “seguiremos denunciando públicamente esta injusticia y el agravio comparativo. No voy a dejar que se juegue con el dinero que garantiza a los murcianos los servicios públicos a los que tienen derecho”.

Para el jefe del Ejecutivo regional, el desigual reparto de fondos a las autonomías se hace más grave “cuando se celebran mesas bilaterales con el independentismo que tienen en su orden del día plantear privilegios financieros”. En este sentido, alertó de que los separatistas catalanes “no se esconden”, y que “superada la amnistía, ahora exigen un pacto de financiación similar al cupo vasco”.

Según los últimos datos consolidados de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), la Región de Murcia recibe al año una financiación efectiva de 2.691 euros por habitante, es decir, 726 euros menos que la autonomía mejor financiada. Con respecto a la media, la Región recibe 272 euros menos por habitante.

López Miras recordó que si la financiación de la Región estuviera igualada con la que más dinero recibe, se habrían recibido en el último año que toma de referencia Fedea, 2021, cerca de 1.100 millones de euros más. De esta forma, las cuentas de la Comunidad habrían arrojado un superávit financiero de unos 700 millones de euros. En el caso de que la financiación de la Región se equiparara a la media, el montante habría ascendido a más de 400 millones de euros adicionales sólo en ese año.

“A pesar de estos datos, resulta que modificar el modelo de financiación no es una prioridad para el Gobierno central”, lamentó López Miras, a la vez que volvió a recordar que ese modelo “ya fue fruto de cesiones al nacionalismo catalán por parte del presidente Zapatero”.

Seis principales activos de la Región

Durante su intervención, López Miras también desgranó ante inversores y representantes de entidades socioeconómicas los que calificó como seis principales activos de la Región de Murcia, sobre todo de cara a atraer inversiones: el hecho de ser una de las autonomías más jóvenes de España; su posición estratégica como núcleo central del arco mediterráneo, o “los altos niveles de talento y desarrollo tecnológico, que nos convierten en epicentro emergente de innovación”.

También subrayó que la Región es “un eje de crecimiento industrial en energía, química, biotecnología, tecnologías duales en defensa y seguridad, así como en logística”; que “tenemos una cultura empresarial competitiva, orientada a la exportación”, y finalmente, que “ofrecemos un entorno institucional favorable que genera confianza, seguridad jurídica, simplificación administrativa y moderación fiscal”.

BBVA Research señaló recientemente que la Región de Murcia será en 2025 la segunda comunidad autónoma que más crezca (un 2,6 por ciento), algo que según López Miras refleja que “nuestro modelo de libertad económica funciona”.

La necesidad de acuerdos de Estado en agua, infraestructuras y financiación

El máximo responsable del Gobierno autonómico también se refirió al escenario nacional y la amnistía, al afirmar que España se enfrenta a “momentos trascendentales. Nos jugamos la supervivencia de principios como la defensa de la unidad de España, la separación de poderes, la igualdad de todos los españoles y la solidaridad entre territorios”.

Precisamente en referencia a esa solidaridad entre territorios, López Miras volvió a reivindicar la necesidad de “acuerdos de estado en materia de financiación, de infraestructuras y de agua”. Específicamente, afirmó sobre el agua que el Gobierno central “lleva años estigmatizando trasvases y pantanos para tirar ahora de ocurrencias como llevar agua transportada en barco. Es una gestión hídrica impregnada de ideología y huérfana de sentido común”.

En esta materia, se reafirmó en que la Región de Murcia seguirá demandando un Pacto Nacional del Agua “que nazca del consenso”. Dicho plan “debe permitirnos avanzar, plantear nuevas inversiones, nuevas infraestructuras hídricas y por supuesto la conservación de las actuales, como el trasvase Tajo-Segura”, concluyó.

Fuente: CARM