PCCh desestima a la OMS sobre brote de neumonía y Japón hará pruebas de tuberculosis a viajeros chinos

0 38

China ha respondido a la petición de datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el aumento de hospitalizaciones por problemas respiratorios y los brotes de neumonía en niños y, cada vez más, en adultos de todo el país.

La atención de la OMS se centra en un brote de “neumonía no diagnosticada” que está arrasando el país, con muchos niños enfermos saturando los hospitales chinos. Pero se informa que el brote en China también se ha extendido a los adultos, y se informa que mucho personal médico está infectado, así como posibles casos reportados en un país vecino.

El 23 de noviembre, la OMS celebró una conferencia telefónica con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades del gobernante Partido Comunista Chino (PCCh) y el Hospital Infantil de Beijing en relación con su solicitud oficial de datos sobre el brote de neumonía no diagnosticada en niños el día anterior.

Los funcionarios del PCCh respondieron a la solicitud de la OMS diciendo que no se han encontrado “patógenos nuevos o inusuales” en varias regiones, incluidas Beijing y la provincia de Liaoning, y que no se han encontrado manifestaciones clínicas anormales. El PCCh reconoció un aumento general de las enfermedades respiratorias, pero dijo que son causadas por múltiples patógenos conocidos.

ProMED, un sistema global de vigilancia de salud pública que monitorea los brotes de enfermedades humanas y animales en todo el mundo, emitió una notificación el 21 de noviembre detallando una epidemia de “neumonía no diagnosticada” en niños en China, sospechando que un patógeno desconocido está causando el brote. Esto provocó que la OMS cuestionara a China.

Luego, las autoridades chinas afirmaron el 21 de noviembre que múltiples patógenos respiratorios, como el virus de la influenza, el RSV, el SARS-CoV-2 que causa el COVID-19 y, más significativamente, el virus de la neumonía por micoplasma, están causando las infecciones respiratorias mixtas que se observan en todo el país.

La OMS dijo sobre la respuesta de China: “Algunos de estos aumentos están apareciendo más temprano en la temporada de lo que se ha experimentado históricamente, pero no son inesperados dado el levantamiento de las restricciones de COVID-19, como se ha experimentado de manera similar en otros países”.

“La OMS está siguiendo de cerca la situación y está en estrecho contacto con las autoridades nacionales de China”, añadió.

Todos los grupos de edad están infectados

Las infecciones por micoplasma se han observado en epidemias cíclicas cada tres o cuatro años, con aumentos anteriores en 2011, 2015 y 2019. Las infecciones generalmente no requieren hospitalización, aunque históricamente, los niños pequeños con sistemas inmunológicos débiles han sido propensos a desarrollar síntomas más graves de la enfermedad.

El 24 de noviembre, ProMED publicó un mensaje de un médico llamado Robin Motz diciendo que la “neumonía no diagnosticada” no se limitaba a los niños. “Me enteré por un colega médico en China. La neumonía viral es una epidemia y afecta a todos los grupos de edad. Muy frecuentemente va seguida de una neumonía bacteriana que es susceptible a la levofloxacina”, dijo el Dr. Motz. La levofloxacina es un medicamento antibiótico.

Sean Lin, profesor asistente en el Departamento de Ciencias Biomédicas del Feitian College y quien trabajó como microbiólogo en el ejército de EE.UU., dijo que cuando el virus COVID-19, o virus del PCCh, coopera con otros virus respiratorios o bacterias de neumonía por micoplasma para atravesar el sistema inmunológico del cuerpo, se producirán infecciones más graves, que provocarán el síndrome del pulmón blanco y otras afecciones en los pulmones.

“El COVID-19 nunca ha desaparecido realmente en China y creo que los funcionarios todavía lo están encubriendo”, afirmó.

Desde mediados de octubre, muchos niños han contraído neumonía, han sufrido fiebre e incluso han mostrado síntomas de pulmón blanco, como se ha visto anteriormente en infecciones graves por COVID-19 en varias regiones de China. Los casos se dispararon aún más en noviembre, infectando a adultos y abrumando a los hospitales chinos.

Un vídeo en las redes sociales muestra el Hospital de Medicina China de la provincia de Liaoning abrumado por pacientes el 23 de noviembre.

Una enfermera de la provincia de Liaoning, en el noreste de China, publicó en las redes sociales el 21 de noviembre que el departamento de pediatría de su hospital está lleno, haciéndose eco de la situación durante el brote masivo de COVID-19 en diciembre pasado, cuando el PCCh abandonó repentinamente todas las políticas y medidas de control de pandemias y detuvo las pruebas generalizadas de COVID-19. Hay 12 personas en su departamento, nueve de las cuales tienen fiebre.

El 23 de noviembre, más internautas publicaron que el brote, que está causando estragos en China, ha infectado a un gran número de personal médico.

En muchas escuelas también se ha perdido a la mitad de la población estudiantil debido a la infección por neumonía, y los profesores y los padres se están contagiando.

La Sra. Yuan, residente de Shanghai, le dijo a The Epoch Times que ha observado que la neumonía es contagiosa.

“Varios de los hijos de mis colegas se infectaron primero. Cuando regresaron a casa, infectaron a sus madres y luego a los ancianos. La principal fuente de propagación es primero entre los niños, y luego los niños infectarán a las personas que viven con ellos cuando regresan a casa, infectando a los adultos”, dijo.

El brote de neumonía no diagnosticada se ha extendido rápidamente a muchas provincias y ciudades de China. Una gran cantidad de videos y publicaciones en las redes sociales muestran a residentes de China explicando que los hospitales en Beijing, Tianjin, Shanghai, Liaoning y otros lugares están llenos, con salas de pacientes ambulatorios y departamentos de emergencia superpoblados y, según se informa, es muy difícil conseguir camas para pacientes hospitalizados.

A principios de esta semana, la Radio Nacional de China, de propiedad estatal, dijo en un artículo en Internet que el número promedio de pacientes en el departamento de medicina interna del Hospital Infantil de Beijing había superado los 7000 por día, superando la capacidad del hospital.

A pesar de esto, las autoridades chinas le dijeron a la OMS que el número total de pacientes no ha excedido las capacidades de respuesta en China.

El 24 de noviembre, el Consejo de Estado del PCCh emitió un aviso advirtiendo que el “pico epidémico de influenza” a nivel nacional ocurrirá en invierno y primavera, y que las infecciones por neumonía por micoplasma seguirán teniendo una “alta incidencia” en el futuro.

El PCCh fomenta los viajes tras nuevos brotes

A medida que el brote empeoró rápidamente, el 24 de noviembre, el Ministerio de Asuntos Exteriores del PCCh anunció de repente que ofrecerá entrada unilateral sin visa a visitantes de Francia, Alemania, Italia, los Países Bajos, España y Malasia a partir del 1 de diciembre.

Cuando el COVID-19, que inicialmente se llamó “neumonía de Wuhan” en China debido a su origen, estalló por primera vez a finales de 2019, el PCCh ocultó la verdad sobre cómo el virus podía transmitirse a los humanos. Cerró los viajes nacionales dentro y fuera de Wuhan en enero de 2020 debido a la epidemia, pero el régimen siguió permitiendo que la gente saliera de China, acelerando la propagación del COVID, que rápidamente se convirtió en una pandemia mundial.

Los funcionarios de Wuhan admitieron a principios de 2020 que más de 5 millones de personas abandonaron Wuhan durante ese tiempo y viajaron a países de todo el mundo.

Brotes de neumonía en otros países

También se han informado brotes de neumonía por micoplasma en Corea del Sur, donde los informes de infecciones se han más que duplicado desde la tercera semana de octubre.

Según una actualización del 19 de noviembre de la Agencia Coreana para el Control y la Prevención de Enfermedades, 226 o el 96 por ciento de los 236 pacientes hospitalizados en todo el país con infecciones respiratorias bacterianas tienen “neumonía por micoplasma”. La mayoría de los pacientes son menores de 12 años y el 80 por ciento de las nuevas infecciones corresponden a niños menores de cinco años.

Francia también ha informado un aumento de casos de infecciones relacionadas a la neumonía por micoplasma en niños menores de 15 años, las peores tasas de infección observadas allí en más de una década.

El ministro de salud japonés, Takemi Keizo, confirmó en una reunión gubernamental sobre salud el 16 de noviembre que, a partir de 2024, Japón exigirá a los viajeros de seis países (China, Filipinas, Vietnam, Indonesia, Nepal y Myanmar) que se sometan a pruebas de tuberculosis (TB) antes de ingresar a Japón para visitas que excedan los tres meses, y agregó que muchos nuevos pacientes con tuberculosis en Japón provienen de esas naciones.

La tuberculosis presenta síntomas de infección pulmonar similares a los de la neumonía no diagnosticada y al COVID-19, como los nódulos pulmonares.

A finales de octubre, el ministro de Salud japonés, Takemi Keizo, instó a China, en una conferencia de prensa, a compartir información y datos relacionados sobre el brote de neumonía infantil, según medios japoneses.

Cheng Jing y Ning Haizhong contribuyeron a este artículo.

Fuente: The Epoch Times en español