Deportes

Primeros detalles del Alpine de Fernando Alonso para 2022

La nueva normativa acaba con el hándicap que arrastran

Completada la temporada 2021 y todas las labores de test, Fernando Alonso y Esteban Ocon (como el resto de pilotos de la parrilla) se pueden ir de vacaciones, pero eso no significa que la Fórmula 1 pare.

No será hasta enero cuando regresen a la fábrica de Enstone para preparar la vital pretemporada 2022 que se va a celebrar en Barcelona, donde se verán por primera vez los nuevos coches, que serán totalmente distintos a los que se han visto hasta ahora. Los neumáticos de 18 pulgadas, menos aerodinámica y motores diferentes convierte la normativa de la próxima campaña en una oportunidad de oro para los equipos que quieren aprovechar la ola para cambiar el ciclo.

Uno de los equipos que más suspicacias (y temor) levanta es Alpine. El equipo francés ha sido uno de los que más ha crecido entre la primera y la última carrera de la temporada 2021, incluidos dos podios: la victoria de Esteban Ocon en Hungría y el tercer puesto de Fernando Alonso en Catar. Y eso con un ‘camión’ que dejó de evolucionar hace unos años, según confesó Luca de Meo, el CEO de Renault y, por tanto, el responsable de poner recursos a disposición del equipo de Fórmula 1

Uno de los principales problemas que ha tenido Alpine (y antes Renault) fue, precisamente, la normativa. Las apreturas para evolucionar hizo que el equipo técnico, directamente, dejara de evolucionar el coche hace ya varias temporadas. «Teníamos tradicionalmente un hándicap aerodinámico por la arquitectura del motor. Este coche ya tenía 3 años, había llegado al final de su ciclo de vida. El del año que viene va a tener mucho más potencial de desarrollo que el actual, que ha llegado al límite», admitía el dirigente francés.

Es en ese punto, en la construcción del motor, donde van a afinar más. Literalmente: «Vamos a cambiar la arquitectura del motor del año que viene: un motor mucho más fino, van a ser más caballos«, señaló.

De un coche de ‘cintura ancha’ a uno más estilizado

Una de las grandes diferencias del A521 con respecto a sus rivales era quizá la más visible. La parte superior, justo donde la toma de aire por encima del piloto, era notablemente más ancha que la de otros coches. Esta tapa motor pretendía dar más ayuda a la refrigeración, y lo hacía, pero aerodinámicamente era un serio problema.

Si se unen las deficiencias en las baterías, se puede afirmar que han sido los pilotos, tanto Alonso como Ocon, los que han sido clave para que Alpine quede por delante de AlphaTauri (motorizado por Honda) en la clasificación general. Se vio perfectamente en muchas luchas que ha tenido Alonso este año: en los circuitos con largas rectas le costaba atacar y, lo que era peor, defenderse.

Esto se debía a lo que apuntaba De Meo: el motor Renault-Mecachrome construido en Viry-Chatillon para el Alpine era más ancho que los Honda, Ferrari y Mercedes y, a la vista está, menos eficiente en términos de aerodinámica.

A diferencia de los otros, Renault/Alpine no ha suministrado unidades de potencia a otras escuderías, por lo que las probaturas las tenían que hacer ellos mismos. Esto seguirá pasando en 2022, por lo que dar con la clave en la construcción desde el principio puede darles una pequeña ventaja.

Fuente: Agencias

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
risus non Praesent at sit luctus id, mattis efficitur.