Putin advierte que el conflicto Rusia-OTAN está a un paso de la Tercera Guerra Mundial

0 4

El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió el lunes que un conflicto directo entre Rusia y la alianza militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) liderada por Estados Unidos, significaría que el planeta estaría a un paso de la Tercera Guerra Mundial, pero añadió que casi nadie deseaba ese escenario.

La guerra de Ucrania desencadenó la crisis más profunda en las relaciones de Moscú con Occidente desde la crisis de los misiles cubanos de 1962. Putin advierte a menudo de los riesgos de una guerra nuclear, pero afirma que nunca ha sentido la necesidad de utilizar armas nucleares en Ucrania.

El presidente francés, Emmanuel Macron, declaró el mes pasado que no podía descartar el despliegue de tropas terrestres hacia Ucrania en el futuro. Muchos países occidentales se distanciaron, mientras que otros, especialmente en Europa del Este, expresaron su apoyo.

Cuando a Putin se le preguntó sobre las declaraciones de Macron y los riesgos y la posibilidad de un conflicto entre Rusia y la OTAN, el presidente ruso respondió: “todo es posible en el mundo moderno”.

“Está claro, para cada uno, que esto llegará a un paso de una Tercera Guerra Mundial a gran escala. Yo creo fuertemente que a casi nadie le interesa eso”, dijo a los periodistas tras ganar el mayor referéndum de la historia rusa postsoviética.

El Sr. Putin añadió que, no obstante, el personal militar de la OTAN ya está presente en Ucrania, y que Rusia está captando tanto el inglés como el francés que se habla en el campo de batalla.

“No hay nada bueno en esto, en primer lugar para ellos, porque ellos se están muriendo allí y en gran número”, dijo el presidente ruso.

Zona de seguridad

En vísperas de las elecciones rusas del 15 al 17 de marzo, Ucrania intensificó sus ataques contra Rusia, bombardeando las regiones fronterizas e incluso recurriendo a terceros grupos para tratar de perforar las fronteras rusas.

Al preguntársele si consideraba necesario tomar la región ucraniana de Járkov, Putin dijo que si los ataques continuaban, Rusia crearía una zona de freno, con más territorio ucraniano para defender el territorio ruso.

“Yo no excluyo que, teniendo en cuenta los trágicos acontecimientos que están teniendo lugar hoy, nos veamos obligados en algún momento, cuando lo consideremos oportuno, a crear una cierta ‘zona sanitaria’ en los territorios que hoy están bajo el régimen de Kiev”, dijo Putin.

Él se negó a dar más detalles, pero indicó que tal zona tendría que ser lo suficientemente grande como para impedir que el armamento de fabricación extranjera llegue al territorio ruso.

El Sr. Putin indicó que deseaba que el Sr. Macron dejara de tratar de agravar la guerra en Ucrania y desempeñara un papel en la búsqueda de la paz: “Parece que Francia podría desempeñar un papel. Todavía no está todo perdido”.

“Lo he dicho una y otra vez y lo diré de nuevo. Nosotros estamos a favor de las conversaciones de paz, pero no solo porque el enemigo se esté quedando sin balas”, dijo Putin.

“Si ellos realmente, en serio, quieren construir relaciones pacíficas y de buena vecindad entre los dos estados a largo plazo, y no simplemente tomarse un descanso para rearmarse durante 1.5 a 2 años”.

Democracia estadounidense

Putin desestimó las críticas de Estados Unidos y Occidente sobre las elecciones rusas, que según la Casa Blanca no fueron libres ni justas, y afirmó que las elecciones estadounidenses no eran democráticas, criticando a continuación el uso del poder del Estado contra el expresidente Donald Trump.

“El mundo entero se ríe de lo que está sucediendo allí”, dijo el Sr. Putin sobre Estados Unidos. “Es simplemente una catástrofe —eso no es democracia—¿qué demonios es?”.

Cuando se le preguntó sobre el destino del líder de la oposición rusa, Alexei Navalny, quién murió en circunstancias inexplicables en una prisión rusa en el Ártico el 16 de febrero, el Sr. Putin dijo que simplemente había “fallecido”, siendo una de las primeras veces que se refiere a Navalny usando su nombre en público.

El presidente Putin indicó que varios días antes de la muerte de Navalny, él había acordado intercambiarlo. Reuters informó en febrero de que se había acordado un intercambio de prisioneros por Navalny poco antes de su muerte.

“Yo dije: ‘Estoy de acuerdo’”, dijo Putin refiriéndose a que había aprobado el canje de prisioneros, agregando que “yo tenía una condición —nosotros lo intercambiábamos, pero él nunca debía regresar”.

La viuda de Navalny, Yulia, acusó a Putin de matar a su marido. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo a los periodistas que esa afirmación era sencillamente falsa.

Fuente: Agencias