Rusia lanza decenas de misiles y drones en el mayor ataque contra la infraestructura energética ucraniana

0 16

Rusia ha lanzado en la madrugada de este viernes el mayor ataque hasta el momento contra la infraestructura eléctrica y energética ucraniana. Los objetivos han sido centrales de producción eléctrica e hidroeléctrica, y la línea de transmisión. También han sido alcanzados edificios residenciales y un trolebús. Hay al menos cinco muertos y 14 heridos.

La Fuerza Aérea ucraniana ha informado de que Rusia ha lanzado al menos 151 proyectiles (63 drones y el resto misiles de distinto tipo) y que las defensas antiaéreas han logrado derribar 92 de ellos.

El jueves, Rusia atacó Kiev también con misiles y drones. Hacía 44 días que los rusos no atacaban la capital ucraniana.

Ataques contra infraestructuras en varias regiones

Según el parte militar ucraniano, Rusia utilizó, entre otros tipos de proyectiles, 7 misiles hipersónicos Kinzhal y 12 misiles balísticos Iskander-M en el ataque. Las defensas aéreas ucranianas derribaron 35 de los 45 misiles de crucero disparados por Rusia, pero no pudieron interceptar ninguno de los Kinzhal ni de los Iskander-M.

Las regiones afectadas son Járkov y Sumi (noreste), Zaporiyia (sureste), Odesa (sur), Poltava y Dnipropetrovsk (centro) y Jmelnitski, Vínitsia e Ivano Frankivsk (oeste).

La agencia ucraniana Ukrinform, asegura que en Jmelnitski han muerto dos personas y ocho han resultado heridas como consecuencia del ataque ruso. En Zaporiyia han muerto tres personas y han resultado heridas seis.

En Zaporiyia ha sido alcanzada la mayor central hidroeléctrica de Ucrania, la Estación Hidroeléctrica del Dniéper, cuya presa ha sido alcanzada hasta en ocho ocasiones, según la Fiscalía ucraniana. La central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa, ha perdido durante algunas horas el suministro de su línea eléctrica exterior, pero la avería ya ha sido reparada.

El ataque ha provocado que más de un millón de consumidores se hayan quedado sin electricidad. La compañía eléctrica estatal de Ucrania, Ukrenergo, ha asegurado que «el sistema energético ha preservado su integridad» y que sus operarios están trabajando para recuperar el suministro. Mientras tanto, y para apoyar el funcionamiento seguro de la red eléctrica, Ucrania ha recibido «ayuda de emergencia» de las redes eléctricas de Rumanía, Eslovaquia y Polonia.

Zelenski: «Es importante entender el coste de los retrasos»

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha relacionado el ataque con el retraso en el envío de armas por parte de sus aliados, Estados Unidos y la Unión Europea.

«Es importante entender el coste de los retrasos y las decisiones aplazadas», ha dicho Zelenski en Telegram. «Los sistemas Patriot deben proteger Járkov y Zaporiyia, se necesita defensa aérea para proteger a la gente, a las infraestructuras, las casas y las presas (…) Los aliados saben exactamente qué se necesita. Y pueden ofrecernos. Estas soluciones son necesarias. La vida debe ser protegida de estos inhumanos de Moscú».

Este pasado jueves, el presidente ucraniano volvió a pedir ante el Consejo Europeo más sistemas de defensa aérea. El Consejo continúa su reunión en Bruselas este viernes y debe decidir cómo continuar financiado el envío de armas a Ucrania.

Moscú: es una «respuesta» a los ataques en regiones fronterizas

El Ministerio de Defensa ruso ha confirmado haber bombardeado instalaciones de energía ucranianas, así como «complejos militares» y nodos ferroviarios, y ha asegurado que es una «respuesta» a los ataques contra sus regiones fronterizas.

Las regiones rusas de Kursk y Bélgorod han sufrido en los últimos días varios bombardeos e incursiones de milicias de voluntarios rusos que luchan en el bando ucraniano. Varias aldeas han sido desalojadas y la administración local planea evacuar a 9.000 niños a zonas más seguras.

Este mismo viernes, un nuevo bombardeo ucraniano ha dejado un muerto en Bélgorod, según el gobernador regional, Viacheslav Gladkov, quien ha afirmado que el bombardeo dañó «al menos cuatro centros sanitarios».

Ucrania ha atacado también en las últimas semanas la industria petrolífera rusa, con bombardeos con drones a varias refinerías. Según el periódico Financial TimesEstados Unidos ha pedido a Ucrania que detenga sus ataques contra la infraestructura energética rusa, advirtiendo que dicho ataques provocan represalias y están aumentando el precio global del crudo. El gobierno ucraniano, sin embargo, ha subrayado que considera las refinerías de petróleo rusas como objetivos legítimos.

Fuente: Agencias