Taiwán pide a China que libere a los pescadores capturados en aguas chinas

0 6

Las autoridades taiwanesas piden a la China comunista que libere a los pescadores bajo su custodia después de que la guardia costera china abordara e incautara el martes por la noche un pesquero con bandera de Taiwán, en una nueva escalada de las tensiones.

La viceprimer ministra taiwanesa, Cheng Li-chiun, instó a Beijing, durante un acto público celebrado el miércoles, a liberar el barco taiwanés y a toda su tripulación «lo antes posible». El pesquero, llamado Ta-Jin-Man nº 88, tenía una tripulación de dos taiwaneses y tres trabajadores emigrantes indonesios.

La Sra. Cheng añadió que dos organismos gubernamentales taiwaneses —el Consejo de Asuntos Continentales y la Agencia de Pesca— se estaban comunicando con la parte china para resolver el problema.

En una rueda de prensa celebrada el miércoles, Hsieh Ching-chin, subdirector general de la Administración de Guardacostas de Taiwán (CGA), pidió a Beijing que dejara de lado la política para resolver el problema.

«La guardia costera [de Taiwán] pide a la parte continental que no utilice factores políticos para manejar esta situación», dijo Hsieh. «Por favor, aclaren las razones lo antes posible y liberen el barco y a las personas».

Hsieh explicó que el incidente se produjo fuera de las aguas controladas por Taiwán.

«El lugar donde se abordó el barco está a 11.2 millas de la ciudad de Shenhu, en Jinjiang (China), y se encuentra en aguas territoriales de China», dijo el Sr. Hsiesh. «Según el propietario del pesquero, la parte china había emitido una advertencia diciéndoles que no realizaran actividades durante su periodo de prohibición de pesca antes de que abordaran el barco anoche».

Según la CGA, el pesquero taiwanés fue abordado a unas 17.5 millas náuticas fuera de las aguas controladas por Taiwán, frente a Kinmen, una isla taiwanesa situada a unas 1.9 millas de China.

El incidente se produjo en aguas que han sido una «zona de trabajo común» compartida por pescadores chinos y taiwaneses, declaró el miércoles Chang Chih-sheng, director general de la Agencia de Pesca de Taiwán.

El incidente se produce en medio de la creciente tensión en el estrecho de Taiwán tras la toma de posesión del nuevo presidente de Taiwán, Lai Ching-te, en mayo. Días después de la toma de posesión de Lai, el Partido Comunista Chino inició dos días de ejercicios militares de «castigo» en torno a Taiwán, lo que llevó al Departamento de Estado de EE. UU. a emitir un comunicado expresando su preocupación.

Incidente del barco pesquero

La CGA publicó una cronología detallada del incidente del martes. Las autoridades chinas abordaron el pesquero taiwanés a las 8:14 p.m. hora local después de que fuera interceptado por dos buques guardacostas chinos. En respuesta, la CGA envió tres embarcaciones de persecución para intentar rescatar a la tripulación.

Una hora más tarde, al llegar al lugar más buques guardacostas chinos, la CGA decidió abortar su misión de rescate para evitar una «escalada de tensiones».

A las 22.30 hora local, el barco taiwanés había sido escoltado hasta el puerto chino de Weitou, en la provincia meridional china de Fujian.

El miércoles, la Guardia Costera china emitió un comunicado en el que afirmaba que el barco taiwanés había practicado «pesca ilegal» un día antes. La agencia también acusó a los barcos taiwaneses de «tratar de interferir en su aplicación normal de la ley».

Todos los años, el régimen chino prohíbe la pesca durante unos meses en los mares cercanos, una decisión que ha suscitado las protestas de sus vecinos, entre ellos Vietnam y Filipinas.

Antes del incidente del martes, el régimen había incautado 17 barcos pesqueros taiwaneses en tres casos distintos desde 2003, acusándolos de violar sus prohibiciones de pesca, según la CGA. Once fueron liberados tras pagar multas, y a seis se les permitió regresar a Taiwán tras negociaciones entre la CGA y las autoridades chinas.

Judha Nugraha, directora de protección ciudadana del Ministerio de Asuntos Exteriores de Indonesia, declaró que el consulado indonesio en la ciudad meridional china de Guangzhou asistirá a los indonesios detenidos.

Chuang Jui-hsiung, legislador del gobernante Partido del Progreso Democrático (DPP), pidió a China que actuara con moderación, señalando cómo Beijing había agitado recientemente las tensiones en el mar de China Meridional y en aguas cercanas a Japón, según la emisora gubernamental local Radio Taiwán Internacional.

Eric Chu, presidente del opositor Partido Kuomintang (KMT), respondió al incidente en un comunicado de prensa, afirmando que no debería haber ningún enfrentamiento ni conflicto entre las dos orillas del estrecho de Taiwán. El Sr. Chu expresó su esperanza de que la cuestión pudiera resolverse rápidamente.

El mes pasado, el gobierno japonés presentó una protesta contra China después de que cuatro buques guardacostas chinos armados entraran en lo que Japón considera sus aguas territoriales en el mar de China Oriental.

Asimismo, el mes pasado, guardacostas chinos se enfrentaron a soldados filipinos en el mar de China Meridional. Tras las «acciones peligrosas e irresponsables» del régimen chino, declaró el Departamento de Estado estadounidense. El secretario de Estado, Antony Blinken, subrayó el «férreo compromiso» de Washington con Manila en virtud del Tratado de Defensa Mutua durante una llamada con su homólogo filipino.

Fuente: Agencias