Una concentración en Pamplona clama contra la moción de censura que dará la Alcaldía a EH Bildu con apoyo del PSOE

0 31

Varios miles de personas se han concentrado este domingo en la plaza Consistorial de Pamplona, convocadas por UPN, para rechazar la moción de censura presentada por EH Bildu, PSN, Geroa Bai y Contigo-Zurekin contra alcaldesa de la capital navarra, Cristina Ibarrola (UPN), que dará paso a un ayuntamiento liderado por Joseba Asiron, de EH Bildu.

Unas 12.000 personas según UPN y 10.000 según la Delegación del Gobierno en Navarra han llenado la plaza y las calles aledañas en una concentración que ha coronado una pancarta con el lema «Contra la moción de censura. Pamplona no se vende», sostenida por el presidente del partido, Javier Esparza, junto a parte de la Ejecutiva y los concejales regionalistas, con Ibarrola al frente. También otros miembros de la formación regionalista y sus expresidentes Miguel Sanz y Yolanda Barcina.

A la concentración se han sumado otros partidos como el PP, con su líder, Alberto Núñez Feijóo -recibido con gritos de ‘presidente, presidente’-, y su secretaria general, Cuca Gamarra, acompañando a la dirección navarra; Vox, con la presencia del vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo; o Ciudadanos, con su secretario general, Adrián Vázquez, y el coordinador nacional, Carlos Pérez Nievas.

Muchos asistentes han acudido con banderas de Navarra y en menor medida españolas, así como con pequeños carteles en los que se podía leer «Memoria, dignidad y justicia», «Traición por sillón», «PSOE=Bildu» o «Cerdán, cuentista, Bildu es terrorista». También se han escuchado numerosos gritos con lemas como ‘Asiron kanpora (fuera)’, ‘Ibarrola no estás sola’, «Puigdemont a prisión» o «Pamplona no se vende».

Ibarrola: «Sánchez, lo peor que le ha pasado a este país»

La alcaldesa de Pamplona, Cristina Ibarrola, que ha intervenido ante los asistentes, se ha dirigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asegurando que es «lo peor que le ha pasado a este país, lo peor». La todavía alcaldesa de Pamplona les ha preguntado también por qué no hicieron en su momento alcalde a Joseba Asiron (EH Bildu) si consideraban que era bueno para la ciudad o por qué si «tan bueno» es el pacto alcanzado ahora «callan».

En la misma línea, el presidente de UPN, Javier Esparza, ha denunciado que «Sánchez entrega Pamplona al fascismo abertzale«, lo que no «les puede salir gratis». Esparza, quien ha asegurado que van a trabajar para «recuperar la alcaldía de Pamplona dentro de tres años», ha reprochado al PSOE que blanquee a EH Bildu «no por convicción democrática, sino porque necesitaba sus votos para gobernar Navarra y para gobernar España».

La moción de censura registrada el pasado miércoles, y especialmente el acuerdo de los socialistas con EH Bildu para hacerla posible, ha llevado a los regionalistas a romper relaciones con el PSOE y a la convocatoria de esta movilización, a la que seguirá otra el próximo día 28 media hora antes de votarse la citada moción.

Feijóo: «La primera factura de un pacto encapuchado»

En declaraciones antes del inicio de la concentración, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que la moción de censura es «la primera factura» del «pacto encapuchado» entre PSOE y EH Bildu y representa también «la última mentira» del presidente Pedro Sánchez.

Feijóo ha explicado que para los ‘populares’ es «una obligación demócrata, moral, constitucional y foral estar hoy aquí para decir claramente que no tiene ningún sentido que todo lo que hemos hecho en los últimos 50 años en España, que es luchar contra el terrorismo y contra aquellas formaciones políticas que no condenan el terrorismo, lo hayamos destruido entregando la Alcaldía de Pamplona a un partido que sigue sin condenar el terrorismo y que lleva asesinos en sus listas en las municipales y autonómicas».

El presidente del PP ha subrayado que «no es un problema de siglas, es un problema de dignidad, de democracia, de moralidad, sabíamos que había un acuerdo entre Otegi y Sánchez y que el pacto encapuchado iba a tener consecuencias, se nos estuvieron ocultando durante mucho tiempo, y ahora sabemos cuál es la primera factura y la última mentira».

Por su parte, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (Vox), ha señalado que «ETA va a gobernar Pamplona con los votos del Partido Socialista» y asegura que el acuerdo que va a posibilitar la moción de censura es «el pago de la última factura del PSOE a sus socios corruptos, a sus socios separatistas, a sus socios filoetarras, por mantenerse una noche más en el poder».

García-Gallardo ha añadido que «esto es solo un paso más pero ya anticipamos cuál puede ser el siguiente paso, el Partido Socialista es muy probable que pronto esté entregando el gobierno del País Vasco también a ETA, a Bildu, que es la última marca política de ETA, y pronto veremos con estupor cómo se empezará a debatir sobre si hay que conceder el indulto a los presos terroristas».

Hace seis meses, el 17 de junio, se constituyó el Ayuntamiento de Pamplona en una sesión que tuvo al Grupo Socialista en el foco de atención puesto que su voto favorable podía hacer alcalde al candidato de EH Bildu.

Finalmente votaron en blanco y esto posibilitó el acceso a la alcaldía de la candidata de la lista más votada, UPN (9 concejales), con el apoyo del PP (2), en un Consistorio de 27 escaños. Ahora, medio año después, las miradas se dirigen de nuevo a los socialistas, en el centro de las críticas por el acuerdo alcanzado con EH Bildu que ahora sí posibilita el acceso a la alcaldía de su candidato.

Fuente: Agencias