World Central Kitchen pide una investigación independiente del ataque israelí a su convoy en Gaza

0 8

La ONG del chef José Andrés, World Central Kitchen (WCK), ha pedido una investigación independiente y que sea llevada a cabo por una tercera parte del ataque israelí contra su convoy en Gaza que mató a siete cooperantes, seis de ellos extranjeros.

El ataque ha provocado que se endurezcan las críticas a Israel incluso en países aliados. El Departamento de Defensa de EE.UU. ha pedido que los responsables sean identificados y rindan cuentas lo antes posible. El presidente estadounidense, Joe Biden, va a hablar este jueves con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sobre lo ocurrido. Nada de esto impide que EE.UU. siga enviando armas a Israel.

Amnistía Internacional (AI), por su parte, ha instado al gobierno de Australia a acudir a la Corte Penal Internacional. Uno de los cooperantes asesinados era una voluntaria australiana.

WCK pide que la investigación sea llevada a cabo por una tercera parte

World Central Kitchen ha pedido una investigación independiente y que sea llevada a cabo por una tercera parte (es decir, que no sea Israel).

«Hemos pedido a los gobiernos de Australia, Canadá, Estados Unidos, Polonia y Reino Unido que se unan a nosotros para pedir una investigación independiente y llevada a cabo por una tercera parte de estos ataques, incluyendo si fueron llevados a cabo de manera intencional o violaron la ley internacional de otra manera», asegura la ONG en un comunicado.

Para asegurar «la integridad de la investigación», la ONG ha pedido al gobierno israelí que «preserve inmediatamente todos los documentos, comunicaciones, grabaciones de vídeo y/o audio, y cualquier otros materiales potencialmente relevantes sobre los ataques del 1 de abril».

Este miércoles, José Andrés reiteró que su equipo en Gaza tenía una comunicación clara con Israel y que su Ejército conocía los movimientos de los cooperantes y, aun así, los atacó «sistemáticamente, coche por coche».

Según la información revelada por medios israelíes, los tres vehículos del convoy fueron atacados, uno tras otro, hasta que todos sus ocupantes estaban muertos.

Israel ha asegurado que un organismo formado por experto pero dependiente de sus Fuerzas Armadas investigará lo ocurrido. El jefe del Estado Mayor, Herzi Halevi, atribuyó lo ocurrido a una «identificación errónea». El primer ministro, Benjamín Netanyahu, aseguró que había sido un error pero lo justificó alegando que «estas cosas pasan en la guerra».

EE.UU. pide que los responsables sean identificados y rindan cuentas

El ataque contra WCK, en el que murió un estadounidense, ha provocado que Washington endurezca su discurso ante Tel Aviv. Esta previsto que este mismo jueves el presidente de EE.UU., Joe Biden, hable con Netanyahu sobre el asunto.

Antes de esa conversación, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, le ha pedido a su homólogo israelí, Yoav Gallant, que la investigación sea «rápida y transparente» para que los responsables «rindan cuentas».

En una conversación telefónica el miércoles, Austin le trasladó al ministro de Defensa israelí que deben tomar «medidas inmediatas» para «proteger a los civiles y trabajadores humanitarios» y no repetir «fallos en la coordinación» de la entrega de ayuda humanitaria.

Fuente: Agencias